domingo, abril 03, 2011

El Gran Canaria confirma su mejor momento a costa de un Valladolid en trayectoria descendente

Carroll se eleva tras la penetración frente a Robinson. ACB PHOTO
Con su quinta victoria en los últimos seis encuentros (85-73), el Gran Canaria confirmó que se encuentra en su mejor momento de la temporada al tiempo que el Valladolid dejó claro que el final de temporada se le está haciendo muy largo.

Dos primeros cuartos muy buenos de los locales, unidos a una defensa más bien blanda de los de Fisac, fueron suficientes para sentenciar el encuentro (56-34 al descanso). En esos primeros 20 minutos, el Gran Canaria movió bien el balón, intentó correr cuando pudo, ayudado por la seguridad en el rebote propio, y se apoyó en un inconmensurable Jaycee Carroll, que continúa en estado de gracia.

El despliegue amarillo en ese tramo fue digno de lo mejor de la temporada. Al buen juego y la defensa intensa se sumó un gran acierto (espectacular 9/13 en triples, un 70%). El partido terminó el llegar el descanso, por mucho que el Valladolid no se diera por vencido, porque la inercia del Gran Canaria  y el omnipotente Carroll bastó para mantener la diferencia.

Los dos últimos periodos no tuvieron mucha historia, si bien sirvieron para ver una de las cualidades del Valladolid: nunca deja de pelear, más allá del resultado. Esa actitud, entre otras muchas virtudes, explica su situación en la tabla.

Algunas cuestiones tácticas
Desde hace algunas semanas, en el archivo de texto donde voy apuntando comentarios mientras juega el Granca hay siempre una o dos líneas sobre la presión defensiva de los amarillos.

La cuestión es que desde hace cierto tiempo ni la presión a toda cancha con los pequeños ni el 2x1 contra el base son tan agresivas ni tan frecuentes. No estoy seguro de las razones, no sé si es una decisión premeditada o es una cuestión que depende del desarrollo de cada partido. Quizá con las bajas en el juego interior se optó por dar más seguridad protegiendo el aro y ahora está costando recuperar el ritmo presionante.

También me parece apreciar que el equipo intenta correr mucho más desde esa época en la que sólo había tres pívots. Y creo que le está haciendo mucho bien al juego de ataque, entre otras cosas porque las faltas para evitar el contraataque suponen más tiros libres. Hoy, el Granca lanzó 21 lanzamientos desde el 4,60, más del doble que el Valladolid (10), y varias faltas llegaron en esa situación.

El último apunte táctico es el ataque contra zona del Gran Canaria. En el segundo cuarto, el Valladolid intentó una especie de defensa 2-3 (aunque por momentos parecía una 3-2 en la que los jugadores de las alas se cerraban mucho) que fue advertida a la primera ocasión por los locales -con Green al mando- y fue atacada con maestría, haciendo daño con el ala-pívot -Wallace- recibiendo en el tiro libre y aprovechando el espacio para anotar en un tiro cómodo. Como mandan los cánones.

En el siguiente, de poco importó la defensa zonal: Carroll recibió a 7 metros y se levantó con Van Lacke cerca para anotar otro de sus 5 triples.

La dignidad del Valladolid 
No he tenido mucho tiempo esta semana para leer previas del partido, pero no he visto que se hicieran eco de la baja de Barnes entre los de Fisac. Lo que desde la lejanía parece una medida más económica que deportiva o disciplinaria ha restado a un pilar importante para el Valladolid justo cuando se juega gran parte de sus opciones de la temporada.

(Puntualizo a posteri: tras leer la entrada de Armando Ojeda sobre el partido, busqué las noticias de cuando Barnes dejó el equipo y hay disparidad de informaciones: por un lado el jugador habla de que abandona ante los impagos y por otro, el club anunció que lo despedía por motivos disciplinarios. Yo había escuchado a Fisac en rueda de prensa hablando de ésta última cuestión y lo había asumido así).

Sin Barnes, los visitantes tienen que jugar minutos con Eulis Báez  y Nacho Martín como interiores, dos ala-pívots pequeños, mientras se le da descanso a Slaughter. Si esa deficiencia se notó contra el Gran Canaria, que por momentos hizo daño en el rebote ofensivo, con equipos de mayor presencia física en la pintura probablemente acaben sufriendo mucho más.

Tampoco ha escrito nadie sobre Stanic, que parece ser que ni siquiera viajó (sólo se decía que se perdió algunos entrenamientos "por poblemas personales"), pero nadie le preguntó el motivo a Fisac en la rueda de prensa posterior.

Con todo, la imagen del Valladolid no se vio resentida por la victoria, "más cómoda de lo esperado", según Pedro Martínez. Los pucelanos siguieron luchando hasta el último minuto, como demuestra el hecho de que redujeran en 10 puntos la ventaja que el Gran Canaria tenía al descanso.

Esa dignidad y amor propio en la cancha, como digo, se refleja en la tabla clasificatoria. Otra cosa es que la temporada se les esté haciendo larguísima y que anden escasos de recursos, como subraya Fisac siempre que puede.

Lo mejor
  • Jaycee Carroll. Justo la semana en que ha dejado ver claramente que su futuro está lejos de la isla (primero en Diario Siglo XXI, después en Canarias7) dio otra demostración de su calidad y su facilidad anotadora. En el segundo tiempo, la mayoría de sus canastas se las fabricó él solito, jugando 1x1 o penetrando con bote. Está a un nivel altísimo últimamente. Si lo mantiene, el Gran Canaria tiene muchas posibilidades de jugar los play-off.
  • El juego amarillo en la primera parte. Alegre, acertado, con buen movimiento de balón y participación de muchos jugadores (hasta seis jugadores habían anotado de tres al descanso). Llevaba 16 asistencias (6 de ellas de Green, quien acaparó muchos menos tiros de lo habitual) y sólo 3 pérdidas de balón, lo que debe ser un récord. Lo dicho, al mejor nivel de la temporada. No se mantuvo en el segundo tiempo, pero tampoco fue necesario.
  • La aportación ofensiva de los interiores. Al descanso, Carroll había martilleado incansablemente el aro rival, pero quienes lo acompañaban y le abrían espacios eran los pívots. Wallace (8 puntos), Rey (otros 8) y Borovnjak (7 tantos) amenazaban de distintas formas, aprovechando cada uno sus diferentes cualidades y castigando la inferioridad de altura vallisoletana cerca del aro. Luego, entre los tres, sólo sumaron otros 4 puntos en el segundo tiempo, pero aun así acabaron todos por encima de 9 de valoración.
  • El rendimiento de Slaughter. Lo había visto jugar un par de veces a principios de temporada y me parecía un buen jugador que aprovechaba muy bien sus tremendas facultades físicas, pero hoy me pareció a un nivel superior. Muy concentrado todo el partido, con más capacidad para jugar 1x1 en el poste, soltando el balón cuando debe y corriendo el contraataque siempre que puede, además de su prestancia defensiva habitual. Carne de equipo grande, sin duda.
  • La vuelta de Ale López a la ACB, un año y dos meses después de su debut frente al Manresa. Suelo decir que jugar uno o dos minutos con todo resuelto sirve de poco para un jugador joven (aunque seguro que él opina diferente), pero siempre es motivo de alegría que jugara y anotar sus primeros puntos en la categoría. Además, la falta que forzó vino precedida de un gesto técnico -finta, bote para ganar espacio y tiro- impecable.
Lo peor
  • El relajo defensivo en el segundo tiempo. Entiendo que en ataque se haga más difícil mantener el nivel por el cansancio y la mayor intensidad del rival, pero que el esfuerzo atrás disminuya no me parece aceptable. El Gran Canaria tiene que defender con firmeza en cualquier situación, pensando en recuperar el balón y no en qué hará cuando lo tenga. La cantidad de canastas fáciles del Valladolid en el segundo tiempo fue mucho mayor que en la primera mitad.
  • El nivel actual de Valladolid, muy lejos del ofrecido en la primera vuelta. Para el Gran Canaria quizá sea una buena noticia, pero para la ACB y los aficionados al baloncesto en general es una pena que un equipo que jugaba tan bien, con tanto énfasis en el colectivo por encima de las individualidades, vaya a acabar la temporada sufriendo. Y más si es por las cuestiones extradeportivas comentadas.
  • Que la primera victoria por más de 10 puntos en casa en la segunda vuelta haya tardado tanto. Soy el primero que es consciente de la dureza de la competición ACB, pero la fortaleza en el CID otros años permitía resolver con más solvencia en casa. Este año toca sufrir más, por lo que se ve. Habrá que seguir encomendándose a San Jaycee.
Decía Pedro Martínez en la rueda de prensa tras el partido que al Gran Canaria le espera un calendario duro en las seis jornadas que quedan, porque recibe a dos equipos de Euroliga (Valencia y Unicaja). Pero resulta que el Valladolid visita a Caja Laboral y Barcelona, así que a priori parece más complicado para los de Fisac, ahora mismo con una victoria más.

No sé si es mejor jugar en casa o fuera con los de abajo o enfrentarse a ellos cuando ya estén descendidos. En cualquier caso, yo termino la semana optimista, sobre todo porque el juego del Gran Canaria es ahora mucho mejor.

El vídeo de acbtv, titulado "La muñeca de Carroll echa humo":

14 comentarios:

Armando Ojeda dijo...

¿Jaycee Carroll es el mejor jugador de la historia del Granca? ¿Ha rendido alguien por encima de su nivel en estas dos temporadas? Padrón piensa que Morton era más irregular en los partidos... Es posible. No veo a nadie por encima de Carroll.

ruymanfm dijo...

Leí que Moran lo había dicho en una entrevista esta semana.

Yo soy poco partidario de ese tipo de afirmaciones tajantes. Desde luego, creo que es mejor anotador que Morton, porque Carroll lo consigue jugando en un equipo de play-off y con mejores compañeros.

Pero mejor jugador, así en general, no sé. Yo cito mucho a Marcus Goree, que era el principal recambio interior en un equipo campeón de Euroliga como el CSKA de 2008.

Y luego, viendo las estadísticas más/menos, resulta que Savané está siempre entre los primeros del equipo, por encima de Jaycee el año pasado, por ejemplo.

Si dijésemos "el de más talento ofensivo" te diría que sí sin dudarlo :)

coloegio galicia dijo...

Aquí uno que lleva más de 20 años acudiendo al CID, considera que Jaycee es el mejor jugador que jamás hemos disfrutado, y eso que por aquí han pasado muchos y buenos ( Goree entre otros )

El galardón a Carroll lo basó principalmente en su regularidad y en la implicación que muestra. Un detalle de ello es que la pasada temporada pudo marcharse a un grande de Europa, y aunque es cierto que tenía contrato en vigor, jamás le oímos una palabra o tuvo un mal gesto intentando forzar su marcha.

Además, un paseo por el Facebook de su señora es un auténtico gustazo, al comprobar como han disfrutado de la isla.

Y ante las dudas que surgen tras su más que posible fichaje por un grande, soy de la opinión que un crack sobrenatural como éste, no sobra en ningún equipo. Me gustaría verlo vestido de merengue.

ruymanfm dijo...

Anda, yo pensaba que, al menos en baloncesto, tu madridismo había pasado a mejor vida.

Entiendo tu valoración, pero estás poniendo en la balanza cuestiones ajenas a la cancha, que es lo que yo quería evitar. Si contamos eso, creo que Savané gana, incluso aunque su talento esté a años luz del de Jaycee.

Pero tus 20 años de abonado pesan muchísimo más que mis siete. Bueno, también fui socio un año en Primera Divisón, con Trifón Poch al mando.

Por cierto, ¿te acuerdas de aquel extracomunitario, Kennedy de apellido, creo, que me parece que era jamaicano, jugaba de ala-pívot y tenía unos brazos larguísimos? No he podido encontrar su historial porque no estoy seguro de si se llamaba Michael.

ruymanfm dijo...

Por cierto, la (testimonial) presencia de dos canarios -Ale López y Samuel Domínguez- no se daba desde 2004, cuando la (de nuevo testimonial) aparición de Gonzalo Echeverría acompañó a Roberto Guerra en la cancha, como relata Juan Pedro Borrego en su blog.

Anónimo dijo...

Desde el punto de vista atacante, no cabe duda. Es el mejor con absoluta diferencia.Desde el punto de vista defensivo, es obvio que no. Sumando todos los aspectos del juego (ataque, defensa, intangibles...) y mis 12 años de experiencia en el CID, ahí va mi lista:
1. Savané.
2. Gregg Stewart.
3. Carroll.
4. Goree.

5. Larry Lewis

Armando Ojeda dijo...

De acuerdo con Anónimo en el matiz. Me parece interesante su lista, aunque no esté Willi Jones (ya, ya se que era basket del pleistoceno). Pero en una relación de jugadores más importantes para el Granca lo incluiría. En cuanto a talento puro, me reafirmo: no encuentro a nadie mejor que Carroll. Si hablamos de jugador más importante,Savané.

Anónimo dijo...

Como talento ofensivo, espectacularidad, concentración: Carroll es el number one.
Efectivamente, Willie Jones, estaría en mi lista, pero el número 6....También hay que tener en cuenta que, con los años, el salto de calidad del Granca hace que vengan mejores jugadores. Claro que como valorar a un Fran Vazquez tan novato, por ejemplo. Otro talento fue Jimmie Hunter y qué decir de Vincenzo Espósito. En Pucela aún lo recuerdan, John Morton y Bud Eley completarían los 10 primeros.

On Off dijo...

resultados en mano, Marcus Goree ha sido el mejor, aunque no se si Ime Udoka ganó anillo NBA con San Antonio, creo que no.
Para mi Carroll es el mayor jugón que he visto por aquí.

mariolaw dijo...

me quedo con savane, si bine no podemos olvidar los grandes bases que hemos tenido, gonzalo y norri.

Respecto a Kennedy, no Winston sino el otro, no aparece en el histórico del Club porque jugo en la LEB, y creo que no fue con Trifon de entrenador, sino con hussein el año del ascenso.

ruymanfm dijo...

@mariolaw, puede que me confunda, pero juraría que no fue el año del ascenso, sino justamente el posterior al descenso, en la 1992/1993 o incluso al siguiente, antes de que llegara Orellana. En la plantilla estaban, si no recuerdo mal, Chus Conde, Jaume Morales, Francis García, Emilio Boada, Juanra Marrero, Óliver Brito y no estoy seguro de si Santi Toledo.

No había buscado en acb.com porque era Primera División, precisamente. Pero busqué para ver años anteriores y resulta que hay un fallo que replica las plantillas de la 91/92 en todo esos años.

mariolaw dijo...

es que me parece recordar que fue la pareja de Artiles, el año de orellana, hussein.

No lo se, he estado buscando y no he encontrado nada.

Si recuerdo al jugador que me llamó la atención por sus números. Era muy fuerte.

Luego no le renovaron y desaparecio como tantos otros que han hecho grandes campañas con el club

ruymanfm dijo...

Sí, yo he buscado un par de veces y no he encontrado, pero estoy bastante seguro de que era Trifón Poch.

Yo tenía la idea de que el tal Kennedy se llamaba Marcus, pero Agustín Padrón afirmaba que era Michael.

Voy a preguntar en el foro de acb.com, a ver si tengo más suerte.

mariolaw dijo...

tenías razón, lo confundí. la verdad es que hubiera jurado que conseguimos el ascenso con Kennedy, lo que demuestra que los años pesan