miércoles, diciembre 31, 2008

Análisis previo del CB Murcia

El Murcia de Thomas y Dean llega a la isla pensando en la salvación

Sin el patrocinador principal y sin sus dos principales referentes de la pasada temporada (Triguero y Hunter, sustituidos por Dean y Moss) se presenta el Murcia en la isla, pensando ante todo en la salvación. Jugar la próxima temporada en la ACB es el principal objetivo de este equipo, que ahora supera en una victoria a Estudiantes y en dos a Cajasol -últimos clasificados-, y de su entrenador, el canario Manuel Hussein.

Las cuatro victorias del equipo levantino han llegado en casa, ante rivales con el objetivo de la permanencia (ViveMenorca, Bruesa, Cajasol y CAI Zaragoza) y siempre con diferencias por diez puntos o menos, lo que da idea de lo que le cuesta ganar.

Esta temporada, los jugadores más importantes están siendo sus norteamericanos exteriores. Su base titular, Chris Thomas, es el jugador más valorado del equipo y líder en asistencias de la ACB, con 5,6 de promedio. Muchos de esos pases de canastas los aprovecha Taquean Dean, máximo anotador del equipo (y quinto de la liga), con 17,3 puntos de promedio. En las cuatro victorias del Murcia, Dean pasó de 19 puntos, logró al menos tres triples y tiró una media de 16 veces a canasta, lo que da idea de su importante en ataque.

A su aportación hay que sumar la del ala-pívot Chris Moss. Entre los tres anotan una media de 40 puntos de los 73 que consigue el equipo. Es casi la única referencia interior, ya que Lamont Barnes se centra en las tareas defensivas. La movilidad de Moss le ayuda a ser uno de los mejores reboteadores ofensivos –el cuarto de la competición-, mientras que Barnes y Fajardo hacen valer su fortaleza y altura para colaborar en la faceta defensiva y reboteadora.

Al contrario que en el Gran Canaria, en el Murcia hay pocas rotaciones. Dean y Thomas sobrepasan los 30 minutos de juego cada uno; este último incluso disputó un encuentro completo, contra el Real Madrid. Una de las razones es la retirada de Gonzalo Martínez, que ha dejado a José Antonio Marco como único relevo en el puesto de base y Hussein no parece contar con él. La llegada de Slanina en la jornada ocho ha aliviado en parte esta falta de recambios, aun cuando el lituano dista mucho de ser aquel excelso anotador que lució en Sevilla. Pedro Robles, otro veterano tirador, completa la rotación exterior. Por dentro, Jesse Young va ganando minutos desde que se recuperó de una lesión a principios de temporada.

El conjunto dirigido por Hussein juega más lento de lo que cabría esperar. Thomas y Dean acaparan mucho juego, como se ha visto, y fuerzan bastantes faltas. La defensa del Gran Canaria se esforzará en reducir su aportación. Probablemente Moran se encargue de Dean y los pívots amarillos estén muy atentos a la defensa del dos contra dos entre Thomas y los interiores, sobre todo de Moss.

Los amarillos, aun sin Freeland, jugarán muchas veces para buscar a Savané de espaldas para empezar el ataque. Si Augustine o Kickert consiguen sumar desde cerca del aro, los de Maldonado tendrán mucho ganado. También sería conveniente buscar la agresividad de los bases y aleros ante la defensa de Dean y de Thomas, con el objetivo de impedir que se reserven a la hora de defender y de forzar faltas. La mordiente mostrada por Norris, Moran, English e incluso Fisher en los últimos encuentros debe prolongarse.

martes, diciembre 30, 2008

El Gran Canaria cae en Valencia al fallar el último ataque

Carl English botó, atrajo a dos defensores valencianos y contra todo pronóstico, envío un buen pase a Daniel Kickert, totalmente solo, con nueve segundos por disputar. Este se levantó, quizá demasiado rápido, para el tiempo y el espacio de que disponía...y falló. El marcador seguía igual, 79-77, el rebote lo cogió el Pamesa y el Gran Canaria dio por finalizado el encuentro, sin hacer faltas para tener otra oportunidad. Así certificó su quinta derrota de la temporada, la cuarta a domicilio, el conjunto amarillo.

Si antes de empezar el partido me hubieran dado la opción de jugarnos el partido a una jugada de ese tipo, hubiera estado encantando. Kickert ha demostrado cierta regularidad en los triples, tiene un 40%, venía de hacer un partido muy bueno contra el Bilbao y estaba completamente solo. Por otro lado, era el primero que intentaba y es probable que no estuviera mentalmente preparado para recibirlo, ya que no estaba claro que la jugada fuera para él. Pero, en suma, pareció una buena decisión, por malo que fuera el resultado.

Del encuentro en sí mismo saco una conclusión habitual y otra nueva y esperanzadora. La primera es que otra vez el Gran Canaria sufre parciales muy grandes en contra con cierta facilidad. El primer cuarto terminó 21-26, después de un juego muy alegre, mala trancisión defensiva de ambos equipos y muy buenos ataques del Gran Canaria. En el segundo llegó el parón: del 21-26, a un 37-31. Es decir, 16-5 de parcial, roto con la entrada de Norris dio algo de aire al Gran Canaria y volvieron las canastas por los dos bandos, para terminar 48-43. En el inicio del tercer cuarto, más de lo mismo: sólo una canasta de dos puntos en tres minutos, la ventaja se estira y llega a los once puntos, aunque al final del tercer cuarto vuelve a ocho, 68-60.

Defensa zonal 1-2-2
La conclusión esperanzadora es que el Gran Canaria remontó gracias a la intesidad defensiva, con una decisión técnica de Maldonado -que no suele tomar decisiones de este tipo para variar el ritmo de los partidos-, que ordenó una zona muy efectiva. La habitual 1-2-2, pero con Fisher en el vértice, presionando en toda la cancha al base rival y con los jugadores interiores llegando a la línea de triple para defender. Por momentos, la movilidad de los defensores era tanta que parecían seguir algunos cortes.

Así llegó el Gran Canaria a empatar. El mal y difícil tiro de Nielsen en el último ataque taronja entró con mucha fortuna. Y llegó la segunda decisión valiente de Maldonado: en lugar de jugar para empatar, intentó ganar con un triple. Salió cruz, y no hubo capacidad de reacción posterior, pero con la clasificación para la Copa encarrilada, duele menos.

Lo peor
  1. La falta de reacción al fallo de Kickert. Todo el equipo debería haber ido al rebote (digo yo que eso también se debería recalcar en el tiempo muerto, especialmente si se tira con tanto tiempo por delante) y, una vez lo atrapó el Pamesa, deberían haber buscado la falta para intentar ganar en el siguiente ataque, por difícil que fuera. He leído la posibilidad de que fuera una decisión consciente para no fastidiar más la diferencia de puntos, pero ni me lo pareció en directo ni lo veo muy lógico. Lo primero es ganar, y luego se mira lo demás.
  2. La ausencia de respuestas defensivas a la supremacía de Perovic en la zona. Desde hace tiempo, sobre todo antes de que Freeland eclosionara, los pívots muy altos que juegan cerca del aro hacen daño al Gran Canaria. El balcánico fue el máximo anotador (14 puntos), tiró 11 veces y atrapó siete rebotes, cuatro de ellos ofensivos. Yo entiendo que de inicio se intente pararlo uno contra uno, aunque le toque a Savané, que mide 16 centrímetros menos. Pero si se ve que una vez y otra lo supera, ¿por qué no se intenta otra solución defensiva?
  3. Los eternos parones ofensivos, que se convierten en parciales en contra demasiado elevados. En esta ocasión no fueron demasiado elevados esos parciales y se pudo remontar, pero hubo dos tramos del partido con una sequía anotadora flagrante.
  4. La lesión de Freeland. Espero no tener que arrepentirme de ponerlo tan abajo en esta lista (prefiero hablar del juego en sí), pero lo cierto es que era el jugador más destacado. Aunque sin él ya se le ganó con comodidad al Bilbao. Parece que es un esguince grave, lo que no sé es cuánto estará de baja. Pero seguro que Murcia, Azovmash y Tau no tendrán que preocuparse por el inglés con seguridad.
Lo mejor
  1. La remontada final, apoyada en una intensidad defensiva enorme y una zona muy bien ejecutada. Con Fsher, Mario y Moran, la línea exterior de la zona es muy activa, pone muy bien las manos y roba balones. Esperemos que se le saque más fruto a lo largo de la temporada.
  2. La aportación colectiva en ataque. En el primer y último cuarto, el Gran Canaria atacó con mucho criterio y efectividad. Todos anotaron y cinco jugadores estuvieron en 10 puntos o más (Fisher, Savané, Norris, Moran y English).
  3. El acierto exterior (7/15 en triples, a pesar del 1/4 de English) y las ganas de contraatacar, en gran medida faclitada por la buena defensa. Esta vez la estadística contabilizó 5 contraataques, lo que debe ser un récord (intentaré contabilizarlos al terminar la primera vuelta).
En las derrotas no suelo poner el vídeo...así que al menos lo enlazo a la web de acbtv.com

lunes, diciembre 29, 2008

Brillante triunfo del Kalise Gran Canaria junior en el Torneo Ciudad de Roma


Por primera vez en la historia del club, el Gran Canaria estará en la Final a Cuatro de la Euroliga, aunque sea el equipo junior y compita con otros 12 combinados sub18 por el Nike Internationa Junior Tournament, después de que esta misma noche ganara con brillantez el Torneo Ciudad de Roma.

Cuando anuncié su participación, aventuraba que sería un torneo difícil y, sinceramente, no pensé que fuera a ganarlo, aunque sí que podría competir por estar entre los mejores. Los amarillos no tienen una presencia física destacada, ya que sólo Milan Jaros, Samuel Domínguez y Bakary Konate -éste, además, dos años más joven que la mayoría- pasan de los dos metros.

Tampoco son jugadores con un gran cartel. Óscar Alvarado y Alejandro López son los más conocido, por sus internacionalidades con selecciones inferiores, donde tampoco suelen ser los que más llaman la atención de los medios. En el pívot checo Milan Jaros se habrán fijado más ojeadores, porque sus 2,12 metros resaltan mucho y juega asiduamente con el equipo EBA. El resto no es muy conocido, pero se trata, en gran medida (siete componentes), del equipo que fue subcampeón del campeonato de España cadete hace dos temporadas, por lo que la capacidad de competir ya la habían demostrado. (Por cierto, el campeón de esa competición fue el Joventut, cuyos líderes, Joan Tomás y Josep Franch ya han debutado en el conjunto de Badalona).

Fue crucial arrancar bien el campeonato contra la Benetton italiana, ganando por dos puntos, 76-78. Según el resumen del partido, el conjunto transalpino tiró para ganar desde media cancha, pero falló. El jugador más destacado fue Alejandor López, con 25 puntos, mientras que Jaros lograba 14 y 8 rebotes y Alvarado, 15, 6 rebotes y 4 asistencias.

Después llegó el partido con el Maroussi, que había demostrado su debilidad ante el Benetton y la refrendó ante el Gran Canaria al caer 75-39 en un partido aprovechado para repartir minutos en el conjunto amarillo (de hecho, se jugó el mismo día que el anterior). De nuevo Alejandro López, con 18 puntos y 7 rebotes, destacó por encima del resto; el cadete maliense Bakary Konate, con 13 puntos y 9 rebotes, impuso su ley cerca de los tableros.

El cruce tocó contra uno de los favoritos del campeonato, el Zalgiris de Kaunas, al que se superó 62-69 gracias, en gran parte, a la superioridad cerca del aro (20 rebotes a 37), según la crónica del encuentro. Samuel Domínguez, con 10 rebotes (y 8 puntos) brilló en ese apartado, dejando la anotación para Óscar Alvarado (23 tantos) y Alejandro López, con 14.

La gran final, contra el Montepaschi Siena, fue incluso más cómoda que la semifinal. Concluyó 57-68. Un inicio de tercer cuarto demoledor que puso hasta 19 arriba a los canarios dejó el partido sentenciado, y aunque los italianos fueron remontando no llegaron a acercarse demasiado. Lo seguí en directo por la jhornada vrtual de la web de la Euroliga, aunque esto mismo se recalca en la crónica. Otra vez los interiores Domínguez y Jaros estuvieron bien (9 puntos y 14 rebotes para el primero; 11 y 6 para el segundo) y López (15 puntos y 11 rebotes) y Alvarado (15 puntos, 4 robos y 6 asistencias) sentenciaron.

El mejor jugador del torneo fue precisamente el base grancanario Óscar Alvarado, que se resarce con los trofeos individual y colectivo de su ausencia en la convocatoria de la selección sub18 para el amistoso Torneo de Onil que se está disputando actualmente. De lo poco que entiendo en sus declaraciones tras el partido en italiano, precisamente explica que lo llamaron para jugar con España, pero que no pudo acudir por la coincidencia con el torneo ganado y que espera poder recuperar su puesto en el combinado nacional en la próxima oportunidad.

En la web de la Euroliga se puede consultar los resultados, las estadísticas y las plantillas.

El Torneo Ciudad de Roma también cuenta con una web propia, aunque se enlaza a estadísticas oficiales y se mezcla inglés e italiano.

martes, diciembre 23, 2008

Buen papel del Gran Canaria en la segunda concentración del Circuito sub20

El Gran Canaria completó esta semana un buen papel en la segunda concentración del circuito sub20. Encuadrado esta vez en un grupo bastante difícil, consiguió vencer cómodamente al Pamesa Valencia y disputar el encuentro hasta el final al Barcelona. El último partido fue el más flojo y cayó contra el Real Madrid. Voy a copiar los resúmenes que hizo la web de la Federación (aunque yo lo copio de acb.com) y destacar algunas estadísticas.

Kalise Gran Canaria, 88 - Pamesa Valencia, 60
Kalise Gran Canaria empieza fuerte. El conjunto insular mostró este domingo una gran intensidad defensiva para deshacerse con solvencia del Pamesa Valencia en el inicio de la 2ª Concentración del Circuito Sub 20 en la sede de Vilanova i La Geltrú (Barcelona). Tras un primer cuarto igualado (22-21), Kalise Gran Canaria pisó el acelerador para marcharse en el marcador antes del descanso (46-31) y dominó con claridad en la reanudación hasta el definitivo 88-60, haciendo pagar al conjunto valenciano sus 28 pérdidas de balón.
Estadísticas completas del partido
Resumen de la primera jornada en acb.com

Por mi parte, destaco que en el Pamesa hay dosjugadores canarios: Daniel Ojeda (muy gris en este partido, con 1/7 en tiros de campo y -6 de valoración) y Santi Guerra (que fue el mejor de su equipo, con 13 puntos, 7 rebotes y 18 de valoración), ambos procedentes de la cantera del CB Telde.

Por el Gran Canaria, Alejandro López anotó 19 puntos y Martín Calvo, jugando de ala-pívot, anotó 13 puntos, atrapó 8 rebotes y robó ¡12 balones!, con una valoración final de 28.

Regal Barcelona, 80 - Kalise Gran Canaria, 75
Regal FC Barcelona se impuso, pero con apuros. El CB Gran Canaria puso en más aprietos de los previstos a un Regal FC Barcelona que no pudo adjudicarse la victoria hasta las últimas acciones. El Regal FC Barcelona salió dispuesto a resolver el encuentro en los primeros minutos, pero se encontró con un Gran Canaria muy acertado desde el perímetro y que compensó a base de triples la superioridad interior de los azulgrana. De hecho los canarios se permitieron el lujo de acceder al último cuarto por delante (56-59), pero en las últimas acciones del partido el Regal FC Barcelona apretó en defensa y con un par de recuperaciones muy oportunas decidió el partido (80-75).
Estadísticas completas del partido
Resumen de la segunda jornada en acb.com

El Gran Canaria puso en muchas dificultades a un rival en los que la mayoría de los jugadores disputan minutos dos categorías por encima (el filial blaugrana juega en LEB Plata) y con una evidente desventaja física y de altura.

Destacó mucho en el Barcelona Mamadou Samb, que llegó al Barcelona desde Arona junto a su hermano Cheick, ahora en la liga de desarrollo de la NBA, después de ser elegido por los Pistons en el draft), con 20 puntos, 16 rebotes y 4 tapones.

En el Gran Canaria, Martín Calvo fue el máximo anotador, con 15 puntos y 6 rebotes, aunque me llamó la atención la producción de Milan Jaros, con 11 puntos, 6 rebotes y dos tapones (18 de valoración ) en sólo 13 minutos.

Kalise Gran Canaria, 73 - Real Madrid, 89
El Real Madrid supera a Gran Canaria. El equipo blanco cerró con buen sabor de boca su participación en la 2ª Concentración de Circuito Sub20 derrotando al Gran Canaria en Vilanova i La Geltrú en un partido que dominó desde el primer cuarto (14-23) gracias especialmente a su superioridad en el rebote. Los pívots merengues Gil y Prades fueron una pesadilla para el conjunto insular que, pese a todo, luchó hasta el final, imponiéndose en el parcial del último cuarto (21-20).
Estadísticas completas del partido
Resumen de la tercera jornada del circuito sub20

El cansancio acumulado pesó demasiado: la mayoría de los jugadores del Gran Canaria jugaron el sábado en liga EBA y luego siguieron domingo, lunes y martes para descansar el día de nochebuena. La inferioridad en altura fue determinante una vez más. Los mejores del equipo contrario fueron otra vez pívots, José María Gil (23 puntos y 13 rebotes) y Josep Prades (10 y 12). Jorge Santana jugó 20 minutos, anotó 9 puntos (4/8 en tiros de campo) y repartió 4 asistencias.

Por el bando amarillo, Kevin Van Wijk, con 13 puntos y 6 rebotes, y José Manuel Hernández, con 15 puntos, fueron los más destacados.


Tras este torneo y el descanso navideño, el equipo junior, con varios representantes en el sub20 y en la EBA (Óscar Alvarado, Samuel Domínguez, Alejandro López y Milan Jaros), viaja a Roma, donde tomará parte en la primera competición del Nike International Junior Tournament -que viene a ser un campeonato europeo junior de clubes- de este año.

domingo, diciembre 21, 2008

Gran victoria del Gran Canaria contra el Bilbao pese a las bajas

El Gran Canaria logró una victoria más cómoda de lo previsto ante el Bilbao (99-80) a pesar de las bajas de Sanders y Freeland, que probablemente eran los jugadores más destacados del conjunto amarillo hasta la fecha. La buena actuación de los nueve jugadores restantes y un conjunto vizcaíno muy alicaido y desacertado propiciaron la victoria más holgada como local en la presente temporada.

Sin el principal referente interior hasta la fecha y sin la anotación y valentía de Sanders, Augustine y Carl English se erigieron en los puntales ofensivos del conjunto amarillo. A eso hay que sumar una actuación individual buena o muy buena de todos los demás jugadores, con todos en su mejor versión. Norris y Mario superaron claramente a Salgado y Blums (quien, por cierto, jugó mucho más de lo habitual), como demandaba en el análisis previo; English anotó, mientras Moran y, sobre todo, Fisher, con cuatro balones robados, apretaron al peligroso conjunto de aleros (Recker, Savovic, Seibutis, Vázquiez y Lewis promediaban entre todos 35 puntos y se quedaron en 10) y ayudaban desde la línea de 6,25.

Los pívots, si bien tuvieron algunos problemas para defender a Guardia por su versatilidad, hicieron mucho daño en ataque. Kickert anotó tres triples, Moncasi estuvo correcto y naotó dos canastas desde dentro de la zona, Savané supo encontrar maneras de llegar a la canasta y Augustine acertó con tiros de media distancia contra Weis y desde cerca cuando lo defendían Pasalic o Banic.

El partido se rompió entre el primer y segundo cuarto con un parcial demoledor, que dejó el 22-21 en un 42-23, gracias a una intensidad defensiva muy alta por parte local. En ese parcial, además, colaboraron los cinco jugadores del Gran Canaria (Mario, Savané, Kickert, Moran y Fisher), incluso English que fue cambiado en ese periodo. El el último periodo, que se inició con 82-56, fue sólo un trámite en el que los de Vidorreta aprovecharon para recortar un poco la diferencia (de estar a 27 llegaron a ponerse a 17). Per esta vez todos estuvieron más atentos para que la recuperación visitante no fuera a más y se quedara en los 19 puntos finales.

Me llamó la atención un detalle táctico de la defensa del Gran Canaria, con muchas más ayudas en defensa incluso a jugadores sin balón. Supongo que también venía motivado porque se cambiaba de jugador en los bloqueos generalmente, pero me gustó bastante esa actividad, incluso aunque en algún caso ocasionara canastas fáciles y rebotes ofensivos de Weis o Banic.

Otro aspecto táctico que me pareció particulamente bien resuelto fue el ataque contra la zona bilbaína. Al empezar el tercer cuarto, ante la diferencia en el marcador (57-39), Vidorreta ordenó una zona presionante a media cancha que por momento se convertía en una especie de 2-3 o 3-2, pero que en cualquier caso fue muy bien atacada por el Gran Canaria, con buen movimiento de balón, buscando las esquinas y el centro de la zona adecuadamente. Creo que el escaso efecto en el ataque amarillo obligó a los vascos a volver a la individual.

Con esta victoria, el Gran Canaria asgura prácticamente su presencia en la Copa. Teniendo en cuenta que los partidos que quedan fuera son en Valencia (por cierto, partido televisado por La 2 de TVE) y Vitoria, se hacía prioritario ejercer la ventaja de jugar como local, tanto este domingo como frente a Murcia dentro de dos jornadas.

Lo mejor
  • La aportación colectiva de todos los jugadores. Los que menos anotaron, Norris y Moncasi, lograron cuatro puntos; el resto llegó a las dobles figuras. Además, todos hicieron valoración positiva.
  • El acierto exterior (11/23 en triples, un 48%). Creo que ha sido crucial, ante la baja de Freeland y el poder intimidador de Weis. Escribía en el análisis previo que buscar situaciones de 1x1 de espaldas no puede ser la única arma, porque ocurriría como contra el ASVEL en casa. Ya se vio en Francia que de ese modo se podría conseguir victorias ante rivales más duros (caso del ASVEL) o con más altura (caso del Bilbao).
  • La intensidad defensiva en general, especialmente desde los últimos minutos del primer cuarto hasta mediado el tercer cuarto. Fisher fue un coloso atrás.
  • La moral que supone una victoria así sin dos jugadores tan importante como Sanders y Freeland.
Lo peor
  • La actuación de Salva Guardia (24 puntos en 23 minutos, con 4/5 en triples) me hace pensar que la defensa a los ala-pívots abiertos, pero la verdad es que gran parte de sus puntos llegaron en el intrascendente último cuarto, donde logró 14 puntos y dos triples.
  • El nivel del Bilbao, que no supo cortar el demoledor parcial del Gran Canaria que decidió el partido y bajó los brazos en el último cuarto, jugando como si el partido estuviera empezando. En ambos casos, siempre pienso que el entrenador es el máximo responsable, por no buscar alternativas o maneras de motivar a sus jugadores.
La jornada ha sido redonda gracias a la victoria del filial de la EBA en Majadahonda (67-70), con Kevin Van Wijk (20 puntos y 10 rebotes) y José Manuel Hernández (23 puntos) como los más destacados.

sábado, diciembre 20, 2008

Análisis previo del Iurbentia Bilbao

Sorpresa el año pasado, consagración en este

Pasado el primer tercio de la temporada, el Bilbao vuelve a luchar por disputar la Copa del Rey, después de completar la temporada pasada la mejor campde su historia. Y lo hace tras haber perdido al que fue su principal referente, Marcelino Huertas, emigrado a la mítica Virtus de Bolonia italiana.

La baja del base brasileño la ha cubierto espléndidamente Javi Salgado, el jugador que más minutos disputa de los vizcaínos, su segundo máximo anotador y tercer máximo asistente de la ACB. El otro gran sustento del equipo es Marko Banic, el ala-pívot croata que cada temporada ha ido mejorando su juego y hoy está consolidado entre los mejores de la liga, entre los siete mejores en valoración y rebotes.

El tercer vértice del triángulo anotador es el escolta norteamericano Luke Recker, que intenta casi el triple de tiros de tres que de dos, aunque esta temporada sus porcentajes son discretos.
A esta tripleta hay que unir una rotación exterior muy peligrosa y compensada. Paco Vázquez, Pedrag Savovic, Quincy Lewis, junto a las dos incorporaciones de este año, el alero lituano Renaldas Sebutis y el base letón Janis Blums, son jugadores expertos, cada uno con sus propias armas, que suman al conjunto. Vázquez, Blums y Savovic ayudan en el tiro exterior; Lewis, perdida su explosividad con los años, ejerce de alero alto jugando de espaldas con frecuencia y Seibutis es intenso y colabora en el rebote.

Para jugar cerca del aro, el entrenador, Txus Vidorreta, tiene más problemas. Banic es el único que aporta anotación desde la pintura, porque ni el pívot titular, Fred Weis, ni los suplentes, Pasalic y Guardia, tienen habilidad para jugar de espaldas y optan por el tiro lejano antes que por finalizar cerca del aro. Aun así, en defensa son más que solventes, ya que el pívot francés impone sus 2,18 –aunque su contribución sea cada vez menor también en este sentido- y Guardia, su intensidad y dureza.

La rotación constante y la suma desde el punto de vista colectivo es una de las grandes características de los vascos. Sus once jugadores disputan entre diez y 29 minutos. Otro dato que llama la atención es la cantidad de triples que intenta (el segundo de la ACB, sólo detrás del Joventut), con más de 24 lanzamientos de tres por encuentro, aunque sólo anota ocho de promedio.

Igual que ocurría el año pasado, no es un equipo que juegue muy alegre, y tampoco anota mucho (poco más de 75 puntos por encuentro). El Gran Canaria debe controlar los principales focos de anotación bilbaínos, el tiro exterior y las continuaciones Banic, especialmente en el dos contra dos que tantos problemas están teniendo para defender los de Maldonado este año. También tendrá que estar muy atento al balance defensivo, pues el ala-pívot croata corre el contraataque siempre que puede, y no permitir que vaya al rebote ofensivo, donde hace mucho daño por su movilidad.

En ataque, los amarillos han de evitar cebarse en el juego de espaldas de Savané y Freeland y que eso provoque poca movilidad del resto, como ocurrió en el partido ante el ASVEL. Sería interesante sacar a Weiss de las cercanías del aro, atacarle aprovechando la movilidad de los pívots locales y que Norris y Mario fueran más agresivos en ataque para cansar a Salgado y forzarle faltas. Y, como siempre, correr cuando sea posible, un aspecto del juego en el que el conjunto amarillo creo que tiene un importante margen de mejora.

miércoles, diciembre 10, 2008

El equipo junior del Gran Canaria participa en el Torneo Ciudad de Roma

Del 27 al 29 de diciembre de 2008 tendrá lugar el Torneo Internacional Ciudad de Roma, en el que el equipo junior del Gran Canaria será el único representante español junto a otros equipos europeos: ALBA Berlín, Zalgiris Kaunas, Stella Azurra, Montepaschi Siena, Lottomatica Roma, Olimpia Ljubljana, Cibona Zagreb, Virtus Bolonia, Benetton Fribourg Olympic, Benetton Basket Tamoil y Maroussi Costa Coffee.

Este torneo forma parte del
Nike International Junior Tournament promovido por la ULEB como una especie de campeonato junior de clubes. Funciona de la siguiente forma: habrá tres torneos previos: el Ciudad de Roma, el Torneo de L’Hospitalet (de 4 al 6 enero de 2009) y el Torneo de Belgrado (del 13 al 15 febrero). En cada uno de ellos habrá 12 equipos dividos en cuatro grupos de tres. El mejor de cada grupo accederá a semifinales del torneo, y de esas semifinales se dilucidará la final y, posteriormente, el campeón.

Los cuatro semifinalistas de cada uno de los tres torneos serán los 12 equipos que se reúnan en la gran final del
Nike International Junior Tournament, que se disputará coincidendo con la Final Four de la Euroliga, entr el 30 abril y el 3 mayo de 2009, en Berlín.

Difícil reválida para el Gran Canaria junior, que se enfrentará a algunos de los equipos más potentes del Continente. En las webs europeas que hablan del evento ya se cita a Óscar Alvarado (bueno, supongo que es él, porque es de los más destacados, aunque lo llaman Rodríguez, que se su segundo apellido) y de Milan Jaros como los jugadores de más renombre.

La noticia la vi en Muevetebasket.es, que me parece de los más completos sitios web sobre las categorías de formación del baloncesto español, incluyendo la liga EBA. Gran parte del contenido de esta entrada está tomado de esa noticia, aunque también vi el anuncio oficial en la web de la Euroliga.

Adiós, Gonzalo

Este martes Gonzalo Martínes ofreció una rueda de prensa para anunciar su retirada. Después de 15 años en la ACB, una profunda transformación en su juego y tras haber dejado su huella profesional y personal en todos los equipos que ha estado (se puede ver su historial en acb.com), Gonzalo se retira porque cree que ya no puede ayudar a su equipo, el Murcia, como le gustaría. Con razones muy parecidas y trayectoria similar se retiró hace poco Elmer Bennett, aunque el estadounidense prolongó más su carrera.

En varias ocasiones ya he escrito que Gonzalo Martínez me parece un ejemplo perfecto de cómo adaptar el juego a la evolución física con el paso de los años y de que para jugar al baloncesto hay que emplear el cerebro antes que nada. Al marcharse del Gran Canaria, esribí: "Ya no es el base rápido y eléctrico que sale al contraataque a la mínima y con muchos recursos para anotar y asistir. Ahora ordena, elige las jugadas y decide la opción más beneficiosa para el equipo.

Cuando volvió a la isla con el conjunto colegial, volví a recordarlo: "Creo que le debo una anotación sobre la importancia de tener un base que sabe lo que tiene que hacer el equipo para ganar y la posibilidad de jugar al baloncesto con las cabeza más que con las piernas.". Y cuando terminó esa temporada, al analizar el balance asistencias/pérdidas de los bases y ver que era el quinto de la ACB, de nuevo escribí: "de ser un base eléctrico y con buena capacidad de anotación ha pasado a ser un jugador listo, que aprovecha sus tiros y busca la mejor solución ofensiva para el equipo. Sin alardes, sin estridencias, demostrando que jugar al baloncesto bien es más fácil si se emplea el cerebro".

Valga esto como despedida y como la anotación que le debía. Como dice la web oficial del Gran Canaria (hay que elogiar la rapidez en responder a la noticia y el cariño que desprende el titular): Mucha suerte, amigo.

En la sección de vídeos de acb.com le han dedico un vídeo homenaje, con varias acciones vistiendo el equipaje del entonces Auna Gran Canaria:

domingo, noviembre 30, 2008

Agónica victoria del Gran Canaria ante el Cajasol tras dos prórrogas

El Gran Canaria ganó, con sufrimiento y algo de suerte, después de 50 minutos de juego, al Cajasol (104-92) en partido con muchos malos ataques y juego sin criterio pero con bastante acierto en el tiro.

Si tuviera que definir el partido, diría que fue, sobre todo, desesperante. El Gran Canaria entró desangelado, sólo defendió a ratos y dejó que su rival se repusiera en varias ocasiones. Jugó un final de partido muy malo, dejó que el Cajasol empatara con menos de tres segundos y sólo anotó cinco puntos en la primera prórroga. En la segunda hizo muchas más cosas bien, aupado por el público y por un cierto bajón físico de los sevillanos.

Lo que más me llamó la atención del Cajasol es el cambio que ha dado. En el análisis previo hablaba de decisiones individuales en ataque, de poca circulación de balón y mucha dependencia de Pecile. En este partido, no se vio lo mismo. Pedro Martínez ha empezado por buscar ataques más sencillos, jugando 1x1 con sus interiores e intentado explotar a sus tiradores en la salida de bloqueos. Le da mucha más responsabilidad a Triguero y a Savanovic en el interior y defienden muy cerca del aro, permitiendo triples pero intentando asegurar el rebote. Por cierto, me extraño mucho la estadística en triples del base italiano, porque ese 1/9 no lo vi en el encuentro.

El Gran Canaria repitió los mismos errores que contra el Bruesa. La intensidad defensiva que se vio contra Unicaja y Barcelona sólo apareció a ratos, el ataque estuvo muy mal organizado, con muchos ataques jugados a final de posesión y basados en el último recurso, el bloqueo directo de un pívot, generalmente Savané, a Norris. Hubo muy poca diversidad en el ataque, en parte debido a que English tuvo un mal día pero no cejó en su empeño de salvar el partido...aunque fuera él sólo contra el mundo.

En la espesura del ataque surgió la figura de Melvin Sanders, que para mí hizo el mejor partido con el Gran Canaria y fue de largo el mejor de los amarillos. Por primera vez en la competición, selección bien todos sus tiros (excepto uno de dos en el segundo cuarto, aunque lo metió), estuvo sereno y colaboró en el rebote. Suyo fue el triple que puso 80-77 al Gran Canaria a tres segundos, aunque luego una mala defensa lo tirara por la borda.

Otra conclusión que se puede sacar del partido es que es imprescindible contar con Freeland cuando el resto de pívots no anota con fluidez. El inglés es el pívot de más calidad, sin duda, pero también es el más valiente. Todavía se le va a veces la cabeza y mete la mano donde no debería o prolonga las ayudas "flash" en los bloqueos sin necesidad, pero creo que esos errores no los tiene más veces que Savané o Augustine. Si el año pasado dije muchas veces que me parecía bien que Maldonado castigara sus continuos errores y despistes para ayudar a su formación, en esta temporada ya he dicho que su participación debería ser mayor.

Lo mejor
  • El acierto triplista. En total, 14/27 desde los 6,25, de lejos, el encuentro con más triples anotados y más lanzados. Mención especial para el 4/5 de Sanders, el 4/7 de Norris y el 2/3 de Moran.
  • El mencionado Melvin Sanders. Estuvo comedido: casi puede decirse que sólo tiró cuando salió de los bloqueos con ventaja. Que tenía agallas para jugarse tiros decisivos ya lo sospechábamos, pero lo confirmó con la canasta que puso el 80-77, aunque se equivocara después en la defensa a Ellis.
  • Las ganas de English y Moran. El primero parecía seguir con su racha aciaga tras sus malos partidos recientes, pero supo sobreponerse y al final anotó 19 puntos, a pesar de su 2/6 en triples. Al segundo se le vio muy activo en el primer tiempo, con la valentía que debería tener más a menudo para tirar y penetrar, y acabó con 14 puntos y buenos porcentajes.

Lo peor
  • La gestión de la ventaja y las decisiones de final de partido. con 75-70 a tres minutos del final, el Cajasol parecía tocado...pero el Gran Canaria regaló muchas faltas que dieron tiros libres, atacó fatal y permitió que empataran a 77. Con 18 segundos por jugar, Maldonado pide tiempo muerto, pone a cuatro pequeños y Sanders, aprovechando que es defendido por Carter muy de lejos, mete el triple y deja sólo dos segundos y ocho décimas para los sevillanos, que sacan de medio campo porque Martínez pidió tiempo muerto. El balón le llega a Ellis, que llevaba, si no me equivoco, 5/6 en triples y es defendido por Sanders, quien tuvo la posibilidad bastante clara de hacer falta que no fuera de tiro y dar opción de sólo dos tiros libres, pero en lugar de eso, le permitió levantarse y anotar...eso sí, con la mano en la cara y desde casi siete metros.
  • Los mencionados bajones defensivos. El Cajasol tuvo muchos tiros fáciles de tres por lo mal que pasaron los bloqueos los aleros y las nulas ayudas de los pívots en esas situaciones. Hubo varias al final de posesión sevillana que, en lugar de cambiar en el bloqueo, permitieron el tiro por guardar la posición. Es cierto que esos cambios suelen venir propicidados por decisiones del banquillo, pero también hay que tener iniciativa individual para hacerlos. Uno de los que más falla en este aspecto es Augustine, de quien igual que había elogiado su capacidad defensiva 1x1, critico su escasa predisposición a las ayudas, sobre todo a los exteriores.
  • La escasa aportación de los pívots, sin contar a Freeland. Entre Augustine, Savané y Kickert, 0/6 en tiros. No sólo no metieron canastas, es que tiraron muy poco: el norteamericano, tres tiros en 34 minutos; el senegalés, dos en más de 32 minutos. Sin anotación interior es muy difícil ganarle a ningún equipo de la ACB. Por eso el inglés marca diferencias: en sólo 20 minutos, metió 13 puntos, atrapó cinco rebotes y, sobre todo, tuvo iniciativa para jugare siete lanzamientos (los mismos que los dos pívots titulares juntos) y forzar dos faltas. Y por eso el público silbó el cambio cuando Augustine reemplazó al inglés cuando terminaba el tiempo reglamentario y aplaudió a rabiar cuando volvió a la pista en lugar de Savané. Nunca había visto nada así en el CID, pero me parece que era completamente razonable.

sábado, noviembre 29, 2008

Análisis previo del Cajasol

El Gran Canaria recibe al Cajasol, colista de la ACB, pero que llega con nuevos aires

Este domingo el Gran Canaria recibe la visita del Cajasol de Sevilla, actual colista pero con un potencial a priori mucho mayor de lo que su balance indica (una victoria y ocho derrotas). Esos resultados acabaron con la etapa de Manel Comas, salvador la temporada pasada, y pusieron al frente del equipo a un conocido de la afición amarilla, Pedro Martínez, que debutó el pasado miércoles con victoria en competición europea.

Aunque en esta temporada parece haber tocado fondo, el mal momento del conjunto sevillano dura ya varios años. Desde la temporada 2000-2001 no juega los play-off de la ACB. Lo han intentado de todas las maneras, confeccionando plantillas de diversa índole (unas veces buscando más calidad, otras fichando jugadores más comprometidos) y contratando entrenadores de perfil variado. Incluso le robaron al Granada a Oriol Humet, secretario general que tan buen trabajo había hecho al frente del equipo nazarí. Pero hasta el momento, nada ha funcionado.

Para este año, apostaron por la continuidad del bloque que les había salvado en la segunda vuelta de la temporada pasada. Comas dirigiendo en el banquillo y Bennet desde la cancha fueron dos factores claves. También permanecieron otros jugadores que hicieron buen papel: Tyrone Ellis, Michal Ignierski, Iñaki De Miguel y Andrés Miso. Y apuntalaron la plantilla de todas las formas posibles: el mejor base nacional de los últimos años de la LEB, Pedro Rivero; talento y polivalencia en la figura de Andrea Pecile; capacidad atlética con Warren Carter; los kilos y centímetros de Juanjo Triguero y Mile Illic; y la capacidad anotadora por dentro y por fuera de Savanovic.

El decepcionante resultado hasta la fecha provocó, además del cambio de Martínez por Comas, la renuncia de Bennet, cuyo sustituto es otro veterano base norteamericano pequeño, Tyus Edney, que deberá jugar un papel similar.

Soluciones individuales, mal juego en equipo
Todo esta funcionando mal en el Cajasol. Es el segundo equipo que menos anota, la segunda peor defensa de la competición y el que menor valoración registra. Su juego de conjunto es casi inexistente: tiene el peor promedio de asistencias de la liga, pierde muchos balones -casi 18 por choque-, y recibe bastantes tapones fruto de su mala selección de tiro.

Cuando lo he visto jugar ha confirmado lo que indican esas estadísticas, con un juego muy basado en las acciones individuales, sobre todo las de Pecile, y los tiros que puedan conseguir Ignerski y Ellis. Savanovic va adquiriendo protagonismo poco a poco y Warren Carter suma gracias a su ímpetu en el rebote ofensivo (el Cajasol es el mejor equipo de la ACB en este apartado) y a su movilidad constante. Sus números de conjunto reflejan el papel prendorante de estos jugadores.

Habrá que ver cómo se adapta la plantilla a las exigencias de Pedro Martínez, que abundará en el trabajo defensivo de conjunto, una de los grandes defectos de este equipo. Si continúa en la misma línea y el Gran Canaria recupera la firmeza defensiva que no ha tenido en sus dos últimos encuentros, debería llegar otra victoria local. Correr el contraataque tiene que ser una de las premisas de los amarillos, aprovechando el mal balance defensivo sevillano.

Hace tres temporadas, un Pedro Martínez recién llegado a Estudiantes venció en el CID con un equipo en plena crisis (60-68). Esperemos que no se repita la historia y que este Gran Canaria, con el sello propio de Maldonado y de Himar Ojeda, se acerque más a la Copa del Rey ganando al Cajasol.

jueves, noviembre 27, 2008

Segunda derrota del Gran Canaria en la ACB en Madrid; primera en la Eurocopa en Mariupol

El domingo pasado en Madrid llegó la primera derrota a domicilio en la ACB para el Gran Canaria (95-80); dos días y un interminable viaje después, cayó en Mariupol (Ucrania) en el primer encuentro de la fase de grupos de la Eurocopa, después de una prórroga.

Si a principios de temporada nos dicen que el Gran Canaria iba a perder contra el Real Madrid a domicilio, lo veríamos normal, incluso aunque nos aclararan que a esas alturas estuviera muy por encima de los merengues en la clasificación. Si nos dicen que además compitió 35 minutos y sólo se rompió la igualdad en el marcador en el último tramo, diríamos que era incluso una buena imagen.

Pero lo cierto es que no es así. Tal como llegaba un equipo y otro y después de ver el partido, a mí me parece una derrota que se podía evitar, por mucho Real Madrid. Tal como estaba el partido, hubiera visto aceptable que el Real Madrid ganara en un final igualado. Pero recibir un 31-21 en el último cuarto, cuando se empieza cinco abajo, debido a pérdidas de concentración no me parece que sea una derrota digna. Que gane el Real Madrid, vale, pero que gane por méritos propios y porque demuestra que es mejor, no porque el Gran Canaria se lo facilite.

Los principales problemas fueron, de nuevo, la falta de intensidad defensiva en muchos momentos y la falta de concentración para evitar la pérdida de balones, 19, de los 15 fueron recuperaciones del Madrid, una cifra altísima. Ese hecho ocasionó multitud de contraataque fáciles de 1x0. Hay un dato estadístico revelador: la cantidad de contraataques que refleja la estadística acb, que es bastante cicatera para ese apartado (tiene que ser muy muy claro para que sea contabilizado como tal). En total fueron nueve, la cifra más alta de la temporada para el Real Madrid (y no me extrañaria que para cualquier equipo en la temporada), que sólo había llegado a seis una vez y a cinoc otras dos y tenía de media poco más de tres. Esos 9 contraataques son 18 puntos que se anotan con facilidad.

También hubo mucho problemas para controlar a Felipe Reyes, que superó al poste a Savané. De hecho, todas las temporadas lo hace y Maldonado sigue empecinado en dejar al senegalés defendiendo sin ayudas. Cuando fue Freeland quien se encargaba del cordobés, éste demostró su gama ofensiva y anotó desde media distancia.

Las crónicas loaban a Sergio Llull y a Raúl López (nueve robos entre los dos) y su superioridad sobre Marcus Norris y Mario Fernández (diez pérdidas entre ambos). Pero yo casi diría que fue en gran medida demérito de estos y de sus compañeros, que no estuvieron todo lo intensos que deberían.

En fin, entre que me repito y que ya hace tiempo del partido, tampoco merece la pena más análisis.

Lo peor
  • La defensa del Gran Canaria, que recibió 95 puntos, esa vez sin prórroga.
  • La falta de concentración e intensidad de los amarillos, que perdieron 19 balones. Mención especial a Marcus Norris y Mario Fernández, muy flojitos.
  • El mal momento de English, que anotó un solo punto, con cero de valoración.
  • La sensación de "dejarse ir" con el partido perdido, que fue la causa de los 15 puntos de diferencia. ¿Quién asegura al Gran Canaria que no se jugará la entrada en play-off con el Real Madrid y que la diferencia de puntos entre ellos será importante? ¿O que, siendo optimisita, no servirá para dirimir la posición y el rival en las eliminatorias?
  • La falta de actitud crítica posterior al partido. Está bien ser positivos, pero no se puede salir de un encuentro como este diciendo que "se ha competido" contra el Madrid.
Lo mejor
  • La fluidez ofensiva, sobre todo en el primer cuarto, en el que el Gran Canaria corrió siempre que pudo, muy bien manejado por Norris.
  • La aportación de Augustine y Moran. Contra el Bruesa señalé su bajo rendimiento como algo preocupante. En esta, el pívot exploto sus cualidades: lucha en el rebote ofensivo y muy buena interpretación de las continuaciones. El neoyorquino con pasaporte irlandés estuvo más valiente y acertado en el tiro que en la mayoría de encuentros de esta temporada.
Derrota en Eurocopa

No vi el estreno del Gran Canaria en la fase de grupos de la Eurocopa, en el que cayó en Mariupol frente a Azovmash, después de una prórroga (92-90). Parece ser que el equipo volvió a una buena versión, con un muy buen Carl English (28 puntos y varios triples importantísimos) y con problemas para defender a Van der Spiegel y Salyers. Con lo que me quedo es que el equipo compitió por el partido tras un viaje larguísimo con un buen equipo y después de la derrota ante el Real Madrid.

sábado, noviembre 22, 2008

La primera prórroga de la temporada se decanta del lado amarillo

Primera prórroga de la temporada para el Gran Canaria y séptima victoria consecutiva (96-92) ante un Bruesa muy duro y experimentado que aprovechó las facilidades otorgadas por los amarillos en defensa.

Los 27 puntos que encajó el equipo de Maldonado en el primer cuarto es la anotación más alta en un periodo de toda la temporada. Ni Unicaja ni Barcelona llegaron tan lejos, lo que da idea de la escasa intensidad con que salió el conjunto local. Esa facilidad fue aprovechada por el equipo donostiarra, que, como decíamos en el análisis previo, tiene bastantes recursos ofensivos pero le cuesta más defender.

Poco a poco, el Gran Canaria fue recuperando su identidad, por más que en ataque mostrara su ya ancestral carácter bipolar: rachas de buen juego y anotación fluida intercaladas con ataques estáticos, sin movimiento de los jugadores ni capacidad individual para lograr canastas.

En partidos como estos, la "segunda unidad" amarilla es casi opuesta al equipo titular. Mario, Fisher y Sanders son muy intensos en defensa, pero no tienen muchos recursos en ataque. Esto se acentúa si los sistemas del equipo están ideados por English y es Sanders el que lo sustituye. El estadounidense con pasaporte georgiano tiene una selección de tiro casi peor que la del canadiense y carece de la consistencia anotadora necesaria para convertirse en el referente que a veces parece. En esos momentos, el equipo se suele centrar más en la búsqueda de Freeland, colosal de nuevo el jueves, pero a veces el movimiento de balón no es lo suficientemente fluido como para que el inglés reciba en buenas posiciones.

Con todo, fue la aportación defensiva del banquillo la que metió al equipo en el partido; posteriormente, la adición de los recursos ofensivos de Norris y de Savané permitió dar la vuelta al marcador.

Con el partido encarrilado, el Gran Canaria se disparó en el pie. Jugó mal los últimos dos minutos, permitió un 2+1 cuando ganaba por tres, falló dos tiros libres (otro aspecto en el que English tiene bastante margen de mejora) que lo hubieran puesto por delante y permitió a Hopkins llegar a siete metros de la canasta para tirar. En la prórroga enmendó esos errores y aseguró el triunfo, ayudado por el bajón físico de los veteranos jugadores del conjunto vasco y el apoyo del público. Fue uno de esos partidos que jugando a domicilio se hubiesen perdido, estoy convencido. Y lo peor es que durante gran parte del encuentro, parecía que en cuanto el Gran Canaria se pusiera las pilas podía marcharse en el marcador. Al menos, mientras el equipo se va enfrentando a estos retos y descubriendo las cosas por mejorar, sigue acumulando victorias.

Lo mejor
  • Una semana más: Joel Freeland. Por primera vez jugó más de 20 minutos -fueron 26 y medio casi-, anotó 20 puntos, cogió 8 rebotes y puso tres tapones espectaculares, para completar un 30 de valoración. Tuvo la relevancia que se había merecido en anteriores jornadas, por delante de Kickert y Augustine en la rotación. Aprovechó muy bien su superioridad sobre Hopkins, Roe y Doblas anotando de diversas maneras y mostró que jugando de espaldas es de los mejores de la ACB. Que se dice pronto.
  • Sitapha Savané. Estuvo valiente y participativo. También superó a sus pares en ataque, confirmando que el Gran Canaria tiene un juego interior muy poderoso con él y Freeland. Sus números: 16 puntos, 6 rebotes y dos tapones.
  • Marcus Norris. En estos dos últimos encuentros, con English por debajo de su nivel habitual, el base de Michigan ha tenido mucha más responsabilidad ofensiva de la que estaba teniendo y ha asumido el papel anotador con solvencia. Con él en cancha, el Gran Canaria corre más y eso le viene muy bien al equipo. Consiguió 17 puntos y 5 asistencias.
  • La capacidad de reacción y el carácter del equipo. Demostró que aun sin defender bien, con English a medio gas y casi sin anotación exterior también puede ganar, gracias al momento de juego de sus interiores y a la fe que tienen todos en la victoria y el esfuerzo colectivo.
  • La dirección de Pablo Laso en el banquillo donostiarra. Me gustó mucho cómo supo leer las debilidades del Gran Canaria durante el partido. Sus comentarios sobre el arbitraje me gustaron menos, aunque creo que tiene parte de razón.
Lo peor
  • La defensa, especialmente la del primer cuarto y la de los últimos minutos del periodo reglamentario. No quiero quitar mérito al Bruesa, que aprovechó bien los puntos débiles de la defensa del Gran Canaria -como los problemas tantas veces comentados para defender a pívots que tiran de tres-, pero más concentración e intensidad podían haber puesto remedio.
  • La aportación de Augustine, Kickert y Moran. El primero tuvo su peor día vestido de amarillo, junto a su debut frente al CAI, muy despistado en defensa, su especialidad, y sin aportar nada en ataque. El australiano jugó sólo 10 minutos, debido a la superioridad de Freeland y Savané, y a que también estuvo mal conteniendo a Roe. Moran, por su parte, lleva una racha de tiro pésima (5/18 en triples, 7/16 de dos), lo que lastra su confianza y lo convierte en un jugador de ataque mucho peor de lo que debería.
  • El tiro exterior. De nuevo, porcentajes muy malos, 4/20 en triples, un 20%, peor incluso que en Manresa, donde se alcanzó el 28%. Esta vez se ganó, pero cuando Freeland y Savané no estén tan acertados, sin tiro exterior el Gran Canaria no seguirá ganando.
  • El arbitraje. Como digo, Laso tenía cierta razón en su queja. Pero es que en los dos primeros cuartos, su equipo había salido favorecido claramente. En todo caso, el afán de protagonismo les perdió, pitaron demasiado y tuvieron una falta de criterio asombrosa, castigando violaciones en una zona y permitiéndolas a la siguiente jugada en la otra. Al menos, en esta ocasión, devolvieron lo que quitaron, no como frente a Unicaja.
Aprovecho el vídeo de resumen de acb.com:


Ahora llega el viaje a un Madrid que no anda muy bien, con mucha discusión sobre Papadopoulos, varias lesiones y tras haber perdido claramente en Valencia dando una imagen muy mala. Esperemos que no se despierten ahora y el Gran Canaria vuelva a ser el de las grandes ocasiones esta temporada, porque con un juego como el del jueves no va a ganar a un conjunto como el que dirige Plaza.

martes, noviembre 18, 2008

Análisis previo del Bruesa GBC

Viejos conocidos que compiten por la permanencia

El próximo rival del Gran Canaria es el Bruesa Gipuzkoa Basket Club, plagado de viejos conocidos de la ACB. De sus once fichas senior, sólo dos jugadores se estrenan realmente en la máxima competición, el escolta español Isaac López y el alero caboverdiano, aunque con nacionalidad portuguesa, Carlos Andrade. El resto ya ha jugado minutos en ACB -algunos, muchísimos minutos. Andy Panko, Bernard Hopkins, Lou Roe y Denis Marconato son ejemplos de jugadores extranjeros con largo recorrido en la competición y, en casi todos los casos, muy buen rendimiento.

Este Bruesa mantiene gran parte del bloque que ascendió la temporada pasada –superando por muy poco al Tenerife en el partido decisivo-, después de que el año anterior, en su debut en la ACB, sólo consiguiera ganar ocho encuentros y descendiera a la LEB junto al Alicante.

Precisamente es la aportación de todo el bloque lo que destaca en los guipuzcoanos. Nueve jugadores disputan entre 14 y 30 minutos y seis de ellos promedian entre 8 y 13 puntos.

Es un conjunto que ataca mejor que defiende. No en vano, se trata del tercer equipo que más anota, pero del cuarto que más puntos recibe. Por ello, cuando mejor ha defendido ha ganado: sólo recibió 71 puntos contra el Cajasol y 62 frente al Tau (de momento, es el único equipo que ha vencido a los vitorianos). Esa facilidad anotadora no implica que tenga tiradores en racha. Es de los peores equipos en porcentaje de triples (no llega al 32%). En cambio, es el equipo que más rebotes atrapa por partido.

El Gran Canaria debe aprovechar tres aspectos especialmente destacables que se reflejan en las estadísticas: son el equipo que menos tapone coloca, el que más faltas hace y el que más balones pierde. Para ello, en ataque, los de Maldonado deben explotar su superioridad física en el poste bajo con más acierto que frente al Manresa y castigar de paso a Hopkins y Roe, únicas referencias interiores de los donostiarras. Además, tienen la obligación de buscar las faltas, atacando con más agresividad y picardía de la demostrada hasta el momento.

Al mismo tiempo, para aprovechar el dato sobre pérdidas, la defensa debe seguir con su intensidad habitual; incluso esta puede ser una buena oportunidad para practicar la zona presionante que hemos vislumbrado en alguna ocasión, especialmente cuando no coincidan en pista dos bases visitantes.

Otra clave defensiva será el marcaje a Panko, mejor jugador de la LEB del año pasado y
sobradamente conocido por todos, incluido Jim Moran, a quien ya le ha tocado defenderlo. Sergio Sánchez e Isaac López –sobre todo éste, máximo anotador del equipo en su debut en la competición- son buenos tiradores de tres, aunque este año sus porcentajes no sean muy altos, y tienen habilidad para penetrar.

En San Sebastián todos piensan en la permanencia y llegan a la isla sin nada que perder. Probablemente vean al Kalise Gran Canaria como un rival de una liga que no es la suya, al menos este año. Esa idea les hará jugar con más valentía; por ese motivo, los locales deben mantener la concentración y desplegar el juego que han venido haciendo en jornadas pasadas, ese que tanto parece encandilar en toda España.

Triunfo de mucho mérito en el Nou Congost, donde nadie había ganado

El Gran Canaria se llevó un triunfo agónico en la cancha del Ricoh Manresa (67-68), donde no había ganado ningún equipo y probablemente hasta los equipos de más nivel sufrirán. La victoria amarilla es de mucho mérito: se logró tras un partido tenso y duro, de juego trabado y errores ofensivos, con un triple tres segundos del final y un tapón oportunísimo en el ataque posterior.

Pero, sobre todas las cosas, el Gran Canaria sobrevivió en un pabellón muy difícil al peor encuentro de Carl English en la ACB, con sólo dos puntos y un -9 de valoración revelador, demostrando que el equipo tiene arrojo y recursos para superar un mal día de su referente ofensivo. Y lo hizo apretando en defensa y cargando el juego en sus interiores, donde Savané y, sobre todo, un Joel Freeland muy valiente (15 puntos y 8 rebotes, el mejor del equipo...jugando menos de 20 minutos, aunque fue su tope esta temporada) sostuvieron al equipo. Eso sí, la aportación colectiva fue importantísima, con triples de Kickert y Fisher en la remontada (de 49-46 a 51-56, como se ve en la crónica de Sedenator), con un esprint inicial de Norris colosal, aunque luego decayera, y con la versión clásica de Mario Fernández, que alcanzó 10 puntos de valoración sin anotar.

Otro hecho fundamental es que, como comentaba en el análisis previo, Bulfoni no explotó el domingo -no termina de ser el del año pasado- y el porcentaje de triples del Manresa se quedó por debajo de su media, en el 27% (claro que el Gran Canaria, desaparecido English, se quedó en un 29%). Aun así, Rodrigo San Miguel y Román Montáñez -con Asselin ya contábamos- metieron el miedo en el cuerpo a los que seguíamos el encuentro por la jornada virtual de acb.com. Menos mal que Fisher tuvo suerte y que Norris acudió a la ayuda, en otor ejemplo de la intesidad defensiva grancanaria, y taponó el tiro final.

Puedes ver el triple inverosímil de Fisher en el vídeo de la ACB. Ni él mismo sabe cómo lo hizo:

sábado, noviembre 15, 2008

Claves contra el Ricoh Manresa

El Gran Canaria visita mañana al Ricoh Manresa, que esta temporada aún está invicto en su cancha y presenta un balance de 4-3. Aparte de la derrota en Zaragoza de la última jornada, sólo ha caído contra equipos de nivel alto, Tau y Joventut.

Este año aún no lo he visto y el equipo ha cambiado varias cosas respecto al año anterior. Perdió a Rafa Martínez, su referente exterior, y al alero norteamericano (primero se fue Walsh y a final de temporada, Bailey); también se marcharon otras piezas complementarias, como el grancanario Berni Hernández, al argentino Espil y el ala-pívot Craig Callahan. A cambio, recibió al consagrado Román Montáñez; a Tuky Bulfoni, tras una temporada espectacular en León; y a los prometedores Serge Ibaka, pívot, y Rodrigo San Miguel, base.

El principal cambio en el juego es que, sin Martínez, la anotación exterior está mucho más repartida: cuatro jugadores promedia entre seis y ocho puntos, pero sólo el interior Asselin pasa de la decena (está en 15,9 actualmente). Esta contribución colectiva también se nota en el reparto del tiempo en cancha, con 10 jugadores entre 15 y 28 minutos de media. Sus estadísticas de equipo son muy elocuentes. Dentro de la pintura, la situación es similar, si bien el liderazgo de Asselin está muy acentuado, más que la temporada pasada. El norteamericano es quinto en valoración acb, segundo en tapones, décimo en rebotes y noveno en anotación. Ibaka es séptimo en tapones y Rubio y Alzamora son séptimo y decimoquinto entre los reboteadores nacionales.

Doy un par de apuntes sobre lo que considero que tiene que controlar y aprovechar el Gran Canaria para ser el primer equipo en ganar en el Nou Congost esta temporada:
  • Explotar el bajo porcentaje de triples manresano. Es el peor equipo desde los 6,25, con menos de un 30% de acierto. El bajo rendimiento de Bulfoni, que se esperaba supliera a Martínez, es una de las causas.
  • Limitar la producción de Asselin. Está a un nivel altísimo en este inicio de temporada y es el principal referente ofensivo manresano. El resto de pívots tienen más problemas para anotar, sólo Guillem Rubio tiene fundamentos para hacerlo de modo continuado.
  • Defender estrechamente a los bases y a Montáñez, los mejores pasadores exteriores. Son los que más oportunidades dan a Asselin para que anote; de hecho, puede tener problemas para crearse sus propios tiros, generalmente aprovecha las continuaciones en el 2x2 y su capacidad atlética cerca del aro, pero no tanto sus movimientos de espaldas al aro. Lo poco que vi a este equipo el año pasado me pareció que se beneficiaba mucho de la creatividad de Javi Rodríguez, que ha estado lesionado pero va volviendo a su nivel (promedia cuatro asistencia por encuentro).
  • Aprovechar la ventaja de altura de los interiores. Será difícil, porque los catalanes defienden fuerte (sólo encajan 73 puntos por partido) y son el equipo que más tapona, gracias a los 2 "gorros" de media de Asselin y los 1,3 de Ibaka. Pero son más pequeños que Freeland y Augustine y tienen menos fuerza que Savané.
Dice Maldonado que el Manresa sí que es el equipo revelación. Es verdad que con todos los problemas económicos que tiene y lo limitado de su presupuesto, tiene un mérito increíble. Pero tambiés es cierto que el año pasado ya empezaron bien y se fueron desinflando. A mí, un club que recluta jugadores con un compromiso tan grande y se mantiene en ese nivel constantemente me despierta mucha simpatía. Que pierdan mañana y ganen lo suficiente para salvarse el resto del año.

El paso adelante de Joel Freeland

Que Joel Freeland este año está siendo un pívot destacadísimo en la liga ACB está bastante claro. Su aportación estadística así lo corrobora, como ya se ha tratado en La Provincia y en Canariasahora; y el salto que ha dado su nivel, para cualquiera que lo haya visto, no admite mucha discusión.

Así que esta vez no voy a repetir lo que otros han dicho y todos podemos ver, sino a plantear un par de cuestiones sobre las que no tengo una opinión clara (aunque sí algunas ideas): ¿La temporada anterior, 2007/2008, se desaprovechó a Freeland? y ¿por qué no juega más Freeland en la temporada 2008/2009?

Freeland en la temporada 2007/2008
Conozco mucha gente descontenta con el trato que Maldonado ha dado a Freeland hasta esta temporada. No sólo en minutos, también en la exigencia y en los castigos verbales al enviarle al banquillo. Para mí, la mayoría de las críticas eran oportunistas, porque arreciaban cuando el equipo perdía; ahora que gana, casi nadie habla de esto. Sin embargo, como expondré más adelante, creo que la cuestión es mucho peor en este curso.

El año pasado, Freeland demostró que su capacidad ofensiva era mucho mayor que la de casi todos los demás jugadores interiores del Gran Canaria, Savané incluido. Sólo aporto un dato estadístico para refrendarlo (porque quien viera jugar al equipo de modo continuado estará de acuerdo): el británico anotó 0,43 puntos por minuto y el senegalés, 0,40. (Como dato comparativo, Marc Gasol, el mejor anotador interior de la ACB 2007/2008, anotó 0,48 puntos por minuto).

Sin embargo, también evidenció la inmadurez de su juego en el apartado defensivo, aunque ya se le vio una evolución respecto a años anteriores. Es importante destacar que es inmadurez y no desidia y que en muchas ocasiones se debió a la ansiedad por querer hacerlo bien. Hasta cierto punto, la ansiedad, creo era motivada por la inflexibilidad de Maldonado ante sus errores, que le llevaban al banquillo automáticamente.

En mi opinión, el problema más evidente era su falta de lectura del ataque rival, tanto individual como colectivo. Colectivo porque en muchas ocasiones no era consciente de dónde estaba el balón, lo que le hacía llegar tarde o no ir a las ayudas. Individual porque se tragaba todas las fintas, sin fijarse si efectivamente el jugador que tiraba estaba bien posicionado o su tiro iba bien dirigido. La principal consecuencia de ambas cuestiones era que concedía demasiadas oportunidades para que el equipo rival reboteara en ataque.

A estos problemas se le suma que la comparación siempre se le hace con Savané, cuyo nivel en la defensa colectiva está por encima de casi todos los pívots de la ACB (yo diría que es parecido al de Felipe Reyes, por ejemplo, aunque suene a exageración).

Ahora bien, ¿debería haber aprovechado más el equipo su nivel ofensivo, aun sabiendo que atrás flojeaba? Maldonado pensó que no, y él conoce a sus jugadores mejor que ningún otro. Hay quien lo achaca a que carece de paciencia con los jóvenes: un ejemplo es el trato que da a Moncasi actualmente. Lo que yo creo es que cada entrenador tiene su estilo y él opta por formar de esa manera a sus jugadores. A mí me parece lícito, por mucho que haya sectores del público al que esto le disguste, si funciona. Y lo que creo es que sí funcionó con Freeland y que el año pasado maduró para explotar en esta temporada. Lo que no tengo claro es si al Gran Canaria le benefició. Freeland termina su contrato esta temporada, los Blazers tienen sus derechos para la NBA y seguro que si se queda en Europa, será para cobrar como una estrella y jugar en equipos que aspiran a cotas más altas. Así que trabajando en su madurez, es posible que Maldonado haya preparado al pívot inglés para que otro equipo aproveche su potencial...pero es el sino de equipos del nivel económico del Gran Canaria, me temo.

Freeland en la temporada 2008/2009
Primero, hay que aclarar que este análisis se hace con sólo seis partidos de ACB y dos encuentros europeos disputados, así que siempre cabe esperar un bajón en el rendimiento de un jugador, y más si se trata de uno de 21 años.

Tras este aviso, es conveniente mirar los números de los seis partidos que ha jugado Joel Freeland este año. En los seis ha estado por encima de los 10 puntos de valoración, ha dejado destellos de su calidad y se ha mostrado mucho más firme en defensa. Sin embargo, en todos ha jugado de 14 a 18 minutos. En la ronda previa de los Eurocopa, fue el mejor en el partido de ida y el máximo anotador en el entrenamiento con público que fue el partido de vuelta. Ya en

Más datos estadísticos, aprovechando la nueva sección de solobasket al respecto. Si se consideran los números de Freeland a 40 minutos (esto es, calculando cómo sería si jugara los 40 minutos; es una manera de eliminar el sesgo que existe en las estadísticas individuales absolutas, que no tienen en cuenta el dato del tiempo en cancha de cada jugador), el pívot británico es el quinto anotador de la ACB -después de un póker de metralletas como English (que es el primero, por cierto), Rakocevic, Navarro y Oleson- y el tercer jugador más valorado, sólo detrás de Felipe Reyes y Curtis Brochardt.

Como decía al principio, ahora ya nadie habla de esto porque el Gran Canaria gana. Él mismo parece satisfecho de su concurso. Es difícil asegurar que al equipo le iría mejor si Freeland contara con más minutos, porque casi ha ganado todo lo que ha jugado. Pero me da la sensación de que es así, porque a todos esos datos se le suma la consistencia y seriedad atrás que le faltaba el año pasado. Y la seguridad en sí mismo que transmite cuando está en cancha es mucho mayor.

Actualización (18/11/2008): Hoy entré a la web de la Eurocopa para ver la plantilla del Azovmash, primer rival del Gran Canaria, y me encontré con que el artículo destacando a un jugador era el de Joel Freeland, escrito por Javier Gancedo, cuyo blog en acb.com me parece, de largo, lo más interesante sobre baloncesto europeo que se puede leer. Es bastante completo, habla de los inicios del británico en el baloncesto...y tiene un final poco esperanzador sobre su futuro en el Gran Canaria (la traducción es mía):

Freeland será agente libre al final de temporada y podría perfectamente dar el salto a un equipo de Euroliga. [...]"Sería genial jugar en la Euroliga", dijo.

viernes, noviembre 14, 2008

El Gran Canaria supera a Unicaja con un nivel de juego excelente

Llega excesivamente tarde mi alabanza al nivel de juego que ha alcanzado actualmente el Gran Canaria y que demostró frente al Unicaja de Málaga (74-68) el pasado domingo en el Centro Insular. Cosas del trabajo, que tampoco me permitió quedarme a ver la segunda mitad del paseo del equipo amarillo ante el Benetton Friburgo que le da acceso a una interesante fase de grupos de la Eurocopa, antigua Copa ULEB.

El momento actual del equipo dirigido por Maldonado ha hecho que los medios de todo el país valoren su a -estas alturas, totalmente anecdótico- liderato. Un vídeo de festejo del liderato en acb.com, un artículo con el perfil de los jugadores en marca.com (de alguien que no parece haber visto mucho al equipo, por cierto) y crónicas de efe recogidas en varios medios. El Gran Canaria desarboló gracias a su defensa a una de las plantillas más potentes de España y probablemente de Europa, un equipo que ayer mismo derrotó al Cibona, que iba viento en popa en la Euroliga, precisamente a su "asfiante defensa", según la crónica de Efe recogida en acb.com.

Hablando en el programa de Armando Ojeda en Zona Granca (en UD Radio, los viernes de 15.00 a 16.00 horas), él decía que era uno de los mejor partidos del Gran Canaria de siempre. Yo no sería tan tajante porque su trascendencia es limitada -al fin y al cabo, es la novena jornada de la liga regular-, pero sí que me parece uno de los que mejor he visto al equipo amarillo, teniendo en cuenta al rival. Tras este encuentro y el del Barcelona, se ha visto que los de Maldonado tienen que jugar para ganar con todos los rivales que visiten el CID.

El mayor síntoma de grandeza para mí fue la resolución del partido. Hasta el tercer cuarto, el partido había sido muy disputado, pero sin mucha brillantez. A finales de ese periodo, el Unicaja cogió ventaja con un parcial 0-12 para pasar de 44-39 a 44-51, como resume sedenator, entre otras cosas gracias a una técnica a English absolutamente inmerecida. A partir de ahí, los locales remontaron hasta conseguir alejar por 13 puntos a los malagueños, 72-59, cuando ya quedaban poco más de dos minutos para el final. En ese esprint de parcial 28-8, English emergió como el referente ofensivo que es, con 10 puntos y una asistencia y, sobre todo, dos triples en movimiento, cuadrando el cuerpo en el aire, que terminaron de hundir a los de Aíto. Al final se marchó con 22 puntos y una ovación atronadora.

Escribiría bastante más sobre el partido (se ve que aún me dura la euforia), pero abundaría en lo que llevo diciendo toda la temporada...por lo menos, en todo lo bueno que llevo diciendo.

Lo mejor
  • La defensa del Gran Canaria. Ha alcanzado un nivel asombroso, en muchísimas jugadas se ven las terceras ayudas y a veces hasta más. Sin duda, los fichajes de esta temporada tienen la capacidad de sacrificio adecuada y han apuntalado un aspecto del juego amarillo que ya destacaba: Augustine es un puntal defensivo, especialmente dentro del arco de los 6,25; Fisher y Sanders son auténticos perros de presa y Kickert no desentona, a pesar de lo que yo sospechaba. Además, Freeland y English han mejorado mucho en este aspecto y los demás siguen en su nivel, que es de primer orden europeo en ese apartado.
  • Carl English. Sin él, es muy probable que no se hubiera ganado el partido. El canadiense es el jugador de más calidad del equipo -esto es evidente- y uno de los mejores tiradores de la liga. Es cierto que tiene sus puntos débiles...pero es que si no, no estaría jugando aquí. Y con aquí no me refiero a la Isla, sino al Continente.
  • La aportación colectiva y la importancia del banquillo. En un partido donde todos colaboraron (y salvo Moncasi, que jugó menos de un minuto, todos anotaron), Fisher metió un triple importante y cuminó con un mate el despegue insular; Freeland demostró que 1x1 ni siquiera los pívots más cotizados de Europa lo pueden parar y Mario estuvo soberbio en la elección de los ataques (7 asistencias).
Lo peor
  • Es difícil poner un pero a un partido tan bueno. Si se analiza individualmente, se podría pedir más responsabilidad ofensiva en algunos jugadores y no tanta en otros (esto va por Sanders, que tira demasiado y se juega lanzamientos sin estar en buena posición), pero lo cierto es que todos pusieron ganas, lucha y concentración.
  • El arbitraje. Me pareció no sólo malo, sino tendencioso. Que castiguen más al Gran Canaria me parece habitual, aunque me enfade. Pero que le piten dos técnicas por protestar es querer cebarse con el equipo al que están perjudicando claramente. Curiosamente, en el último cuarto el arbitraje fue mucho más laxo y se dedicaron a compensar.
  • El juego ofensivo del Unicaja. Está claro que la defensa del Gran Canaria exige mucho, como se demostró ante un Barcelona que poco después aplastó a Panathinaikos. Pero pensé que tendrían más soluciones que buscar a Haislip. Los bases estuvieron fatal, en gran parte por la estupenda defensa de Mario Fernández y de Norris.
De nuevo copio el vídeo de acb.com. La victoria lo merece.





viernes, noviembre 07, 2008

Comienza el circuito sub20 con la participación del Gran Canaria

Valladolid, Cajasol y Fundación Balogal (filial del Breogán de Lugo) serán los rivales del Gran Canaria en la primera concentración del circuito sub20, que se disputará en Lugo del 9 al 11 de noviembre. La plantilla grancanaria estará compuesta por gran parte de los componentes del equipo EBA -que venció el pasado fin de semana ante Estudiantes (85-82)- menores de 20 años a los que suman dos jugadores cadetes (Adrián Báez y Bakaury Konate), más un invitado de más de 20 años, Abdou Aziz, para suplir la falta de centímetros sin los veteranos pívots del equipo EBA. Los jugadores serán:

5. Kevin Van Wijk. Pívot. 2.00 m.
6. Milan Jaros. Pívot. 2.12 m.
7. Guillermo Jorge. Base. 1.85 m.
8. José Manuel Hernández. Escolta. 1.92 m.
10. Rafael Rodríguez. Alero. 1.95 m.
11. Bakary Konate. Pívot. 2.05 m.
12. Alejando López. Escolta. 1.89 m.
13. Samuel Domínguez. Ala-pívot. 2.04 m.
14. Abdou Aziz. Pívot. 2.04
17. Óscar Alvarado. Base. 1.75 m.
19. Dmitry Kryukov. Alero. 1.94 m.
21. Adrián Báez. Base. 1.82 m.


El año pasado empezaron mal pero hicieron una competición bastan digna. A ver qué tal va este año.

martes, noviembre 04, 2008

Cómoda victoria en Suiza con un espectacular Freeland

El Gran Canaria consiguió una cómoda y amplia victoria en Suiza frente al Friburgo (64-92), lo que le permitirá tener un partido de vuelta sin sobresaltos. El encuentro fue la confirmación, si faltaba alguna, de la importancia de Freeland y el nivel que ha alcanzado, muy por encima de los pívots rivales y, a día de hoy, por encima de Savané y Augustine.

Es fácil constatar esta afirmación con el marcador e el día de hoy. Cuando el inglés salió a la cancha, el Gran Canaria, en un inicio espantoso, perdía 10-3. Quedaban entonces 4 minutos y 21 segundos para terminar el primer cuarto. Con 18 puntos, dos rebotes y dos tapones de Freeland, sin fallo en sus siete tiros de dos y sólo un error en cinco tiros libres, el marcador quedó en 18-31 cuando Savané volvió a reemplazarlo, a 5:31 del final del segundo cuarto. Es decir, que los de Maldonado encadenaron un parcial de 8-28 en el que Freeland anotó esos 18 puntos y Kickert, que salió al mismo tiempo por Augustine, consiguió cuatro tantos más y tres rebotes.

A partir de ahí, el parcial continuó hasta el 21-45 del descanso (lo que supone un tremendo 11-42 en menos de 15 minutos de juego). En el tercer cuarto las diferencias se agrandaron hasta los 30 puntos y en el último, se mantuvieron. La tarjeta estadística final de Freeland fue de 24 puntos, 4 rebotes, tres tapones y una asistencia, con 10/14 en el tiro de dos, pero con los tres errores en los últimos instantes del intrascendente último cuarto.

El resultado, con todo, no es una noticia muy buena de cara al partido de vuelta: con una eliminatoria tan decidida, un martes a las 20.30, no creo que el público responda como lo venía haciendo. Yo iré de todos modos, y a ver si Maldonado se levanta complaciente y hace debutar a alguno de los canteranos.

lunes, noviembre 03, 2008

Eliminatoria contra el Friburgo en la nueva Eurocopa, antigua Copa ULEB

El Gran Canaria inicia mañana su andadura por la rebautizada Copa ULEB, ahora Eurocopa, con el enfrentamiento ante el Benetton Friburgo. La elimitaria previa que se preveía entre el otro Benetton, el de Treviso, y los suizos no se disputó finalmente porque la descalificación del Capo D´Orlando de la liga italiana lo dejó fuera de esta competición y el histórico conjunto de Treviso se clasificó directamente.

Cuando me enteré de los posibles rivales y vi la plantilla y las actuaciones pasadas del Friburgo, no me pareció gran cosa. Hoy he vuelto a buscar información y en la plantilla sigue sin sonarme ningún jugador, aunque esto no quiere decir gran cosa, porque tampoco los jugadores del Gran Canaria deben ser excesivamente conocidos para ellos.

Eso sí, el equipo de Maldonado tendrá la peor de las bajas posibles: Carl English, irreemplazable en el conjunto amarillo, cuya pareja dará a luz dentro de muy poco tiempo (y que, por cierto, usa la sanidad pública, que el otro día me contaron que lo vieron en el Materno Insular). El canadiense ya bromea con ello: el en el programa de Armando, Zona Granca, en udradio, dijo que su hijo será seleccionable porque nacerá aquí. Que vaya todo bien.

Continúa la racha amarilla, pese al mal partido frente al Menorca

La racha que mantiene el Gran Canaria tras vencer ayer al ViveMenorca (74-70) es el mejor arranque liguero de los amarillos, igualado con el que se registró en la temporada 1996-97. Según me cuentan (no vi el partido por estar de viaje), fue uno de esos partidos sin mucha calidad pero emocionantes hasta el final.

Como creo que el análisis me haría repetir más o menos lo mismo que llevo diciendo, a la vista de las crónicas y de la interpretación estadística, me quedo con un par de puntos que considero importante y ejercito un poco la memoria y el archivo de acb.com para comparar aquel otro equipo amarillo que arrancó de manera espectacular.

Primero, un par de puntos sobre la victoria:
  • Lo más importante: el Gran Canaria ganó jugando mal. Contra el CAI no supo hacerlo, así que el cambio es relevante.
  • Otro aspecto vital: vencer en un final apretado. Maldonado así lo reconoció. Es el primero por menos de diez puntos. A la vista de cómo estaban siendo los ataques de final de cuarto, bastante es.
  • El Gran Canaria sigue demostrando mucha firmeza en defensa. Ese nivel defensivo vale victorias cuando se juega en casa.
El Gran Canaria de la temporada 1996-97

Entrenado por Manolo Hussein, el CB Gran Canaria de aquella época contaba con una tripleta de americanos bien recordada: la clase de Vandiver y la fuerza de Burditt al poste combinadas con la calidad de Morton como escolta. Al mando del equipo, Ruiz Lorente y Berni Hernández mostraban su fiabilidad. Jaume Morales relevaba a Morton cuando este necesitaba descanso (poco, dado que jugó 35 minutos de media), Clifford ejercía de alero alto y Santi Toledo y Berni Tamames daban relevo a los pívots americanos. Pepón Artiles completaba la plantilla.

En la racha inicial, cayeron Girona, Murcia, Caja San Fernando y León, con derrota frente al Real Madrid. La racha la cortó el Orense en su cancha, pero luego los amarillos completaron otras tres jornadas espectaculares, con victorias ante el Taugrés y Unicaja en casa y ante el Pamesa en Valencia. En el Banco de Resultados de acb.com pueden verse todos los partidos de aquella temporada.

De aquella época no tengo muchos recuerdos porque no lo veía jugar asiduamente (yo estudiaba en Tenerife), pero sí sé que, como muchos otros equipos de esa época, basaba gran parte de su ataque en el poderío anotador de sus americanos y que la aportación del banquillo era muchísimo menos que en el día de hoy. Vandiver y Burditt también jugaban 34 minutos. Y de los de antes, con sólo dos tiempos y menos tiempos muertos (es decir, menos descanso). Hace sólo doce años, pero la evolución del baloncesto es muy rápida y el cambio es muy grande.

Aquel año, el Gran Canaria hizo una campaña buenísima para sus expectativas, con 17 victorias y 17 derrotas. Era su segunda temporada en ACB tras el último ascenso y quedó en duodécima posición tras un año sin sobresaltos, que era la mejor noticia que podía tener en esa época. En la entrada de Wikipedia sobre el Gran Canaria hay más y mejor información sobre la historia del club.

viernes, octubre 31, 2008

Previa contra el ViveMenorca

Este domingo el Gran Canaria recibe al ViveMenorca. Aprovecho de nuevo el artículo para Zona Amarilla y copio aquí la previa con el análisis del encuentro:

Un rival que pierde mucha fuerza fuera de casa

Un Kalise Gran Canaria en racha, muy alabado tras la abultada victoria frente a Estudiantes, recibe hoy al ViveMenorca, que el domingo logró su primer triunfo en la liga ACB ante el Pamesa Valencia.

El balance de los de Ricard Casas no debe engañarnos: sus dos anteriores encuentros en casa los perdió sólo por dos puntos y fue contra el Tau (cayó por 77-79) y el Joventut (el tanto final fue 73-75). La victoria contra el Pamesa confirma que este equipo, igual que el año pasado, es muy fuerte cuando juega en su pabellón. El problema es que lejos de su cancha pierde enteros; en el curso pasado, sólo venció una vez a domicilio. Esta temporada ha caído en Bilbao y en Murcia por 12 y ocho puntos, respectivamente.

La estructura del equipo no ha cambiado mucho. Mantiene como sostén ofensivo un base anotador, dos aleros tiradores y un pívot con garantías. Los aleros se mantienen (Stojic y Bazdaric), mientras que el base y el pívot han cambiado: el eléctrico y pequeñito Pooh Jeter sustituyó a Marinovic y el ex jugador del Gran Canaria Bud Eley, a Chris Moss.

Probablemente sea la irrupción de Jeter en el equipo lo que más ha cambiado la forma de jugar del Vive Menorca. El estadounidense es uno de esos bases que condiciona el juego del equipo cuando está en cancha: acapara mucho el balón, intenta resolver por su cuenta con frecuencia y provoca muchas faltas gracias a su rapidez. De hecho, es el máximo anotador del equipo y se juega una media de 14 lanzamientos por choque con porcentajes bajos. Su espectacularidad le ha dado bastante popularidad a pesar del mal inicio liguero de su equipo.

Los cuatro jugadores citados promedian más de una decena de puntos cada uno, pero no son los únicos que aportan. En mi opinión, este equipo tiene mejor banquillo de lo que parece, y mejor también que el del año pasado. Ivanov, Otegui y Guzmán han demostrado ser jugadores útiles para la ACB; Boisa ha estado en equipos de primer nivel europeo, aunque aún no haya dado el salto de calidad que se esperaba; y Jesús Fernández es un veterano sólido con buen tiro y movimientos solventes en la pintura. Si se le suma la nueva incorporación, Damir Markota, del que se espera que termine de eclosionar, conforman una segunda unidad más que decente, aunque le falten recambios de garantías para sus aleros.

A priori, el punto débil más visible del conjunto menorquín es la falta de capacidad atlética de sus jugadores interiores. Eley, Boisa, Fernández y Otegui son fuertes, pero pesados, no muy rápidos y, presumiblemente, con problemas para la transición defensiva. Si el Gran Canaria explota la velocidad de Augustine, Freeland o incluso Savané para correr la cancha, puede hacerle daño; por la misma razón, el juego por encima del aro del inglés y del senegalés y la rapidez del norteamericano atacando de cara pueden ser factores importantes.

En defensa, los de Salva Maldonado tienen que impedir que Jeter se encuentre cómodo y que encuentre con facilidad a los aleros. A Eley también habrá que controlarlo más que en anteriores ocasiones y será necesario controlar a sus ala-pívots que amenazan de fuera, Boisa y –si juega- Markota.

La buena racha amarilla continuará si sigue jugando igual que contra Barcelona y Estudiantes -muy concentrado y con una gran defensa- y si se nota el apoyo del Centro Insular de Deportes, que nunca falla.

Numerosos halagos al Gran Canaria tras su arrollador triunfo ante el Estudiantes

Llego bastante tarde, pero no me resisto a comentar cómo se ha recogido en los medios la aplastante victoria del Gran Canaria en la cancha del Estudiantes (66-88). Sobre el partido tengo poco que decir, porque no lo vi, aunque lo seguí por la jornada virtual de acb.com. (Tras investigar, he conseguido encontrar el enlace a las estadísticas y el Jugada a jugada).

Las crónicas, tituladas como "golpe de autoridad", "exhibición" y cosas parecidas, indican que la defensa del Gran Canaria, de nuevo, fue muy buena y que el público colegial despidió al equipo amarillo con aplausos. Maldonado afirmó que el dominio de las zonas en el segundo cuarto y los triples en el tercero fueron las claves.

En las estadísticas vemos que, efectivamente, el equipo registró un 10/21 en triples (por el 1/13 del Estudiantes) y que seis jugadores lograron más de diez puntos (y más de diez puntos en valoración también), con English (21 puntos) a la cabeza, seguido de Sanders y Kickert (14 cada uno), Freeland (13) y Augustine y Norris (diez cada uno).

La victoria, como decía, ha hecho que algunos medios alaben al Gran Canaria. En acb.com se publicó un artículo glosando las bondades del equipo, cuarto en la tabla después de los tres triunfos consecutivos. Destaca cosas parecidas a las que yo suelo decir: defensa global, defensa a los tiradores, protagonismo ofensivo repartido, la importancia creciente de Freeland y la de Carl English.

Es en este punto donde más me han sorprendido las crónicas y el artículo de acb.com. English metió 21 puntos, es cierto, pero 11 fueron en el último cuarto, como recoge la crónica de Sedenator. Lo que sí hizo bien fue repartir juego, con siete asistencias.

Coincidiendo con su buen inicio liguero y esta actuación, se empieza a hablar más de English. El mismo redactor de acb.com, Daniel Barranquero, escribió sobre las desgracias personales del canadiense y su lucha por triunfar en el baloncesto en el artículo Carl English: Una revancha a la vida.

domingo, octubre 19, 2008

El Gran Canaria se lleva un triunfo holgado en el amistoso contra el Real Madrid

El Gran Canaria se llevó con holgura el amistoso disputado el pasado sábado contra el Real Madrid, en un partido sin la tensión competitiva habitual de los blancos y con bastante espectáculo y acierto por el bando local. Dado que el Real Madrid dejó una imagen muy floja y que se alejó de lo que vamos a ver cuando vengan a competir, no me expandiré mucho sobre el partido. La crónica de la agencia EFE detalla más lo que ocurrió en el encuentro y las anotaciones individuales.

Yo me quedo con un par de apuntes que acentúan algunas de las cosas que ya he dicho (cabezota que es uno):

  • El mejor del partido fue Melvin Sander, que creo que hizo un 5/7 en triples. En otro amistoso ya dejó que ver que se trata de un tirador muy irregular y que puede coger rachas...esperemos que la próxima venga en un partido de competición. También dejó claro que jugando en la posición de tres, no sabe defender al poste. Bien es cierto que se enfrentaba a Mumbrú, que supera en ese apartado a casi todos los aleros altos de la liga, pero el caso es que anotó tres canastas de la misma manera, sin que Sanders pudiera superarlo...y sin que el equipo lo apoyara suficiente.
  • Freeland puede casi con cualquiera jugando al poste. Superó a Papadopoulos con facilidad jugando de espaldas. Y anotó un tiro de cuatro metros que en cuanto use más veces con esa eficacia será un arma muy poderosa, porque diversifica su juego ofensivo. También confirma que está mucho más centrado en defensa y que no pierde la intensidad con la facilidad de otros años.
  • Norris está mucho más sereno que otras temporadas. No sé cuántas asistencias dio, pero seguro que fueron varias. Corre siempre que puede y en estático está más controlado, aunque la falta de actividad en algunas ocasiones le hace tomar malas decisiones cuando el reloj de posesión aprieta.
  • La apuesta de Moncasi como tres parece firme, al menos ocasionalmente. A ver si se mantiene cuando Fisher vuelva. El catalán anotó dos triples que tiró con decisión y sigue yendo al rebote de ataque con brío. Además, la defensa en zona 3-2 que es casi 1-2-2, parece más eficaz con él al frente y Moran en un ala que con otras formaciones. Que corre al contraataque con decisión y los termina con soltura ya lo sabíamos, a ver si lo aprovechamos.
  • Sobre el Madrid: no me gustó, igual que cuando lo vi contra Unicaja en la primera jornada de liga. No sólo perdió y dio mala imagen, sino que se lesionó Marko Tomas. Parece un equipo sin la garra y la dureza que lo ha caracterizado, no ataca con fluidez -aunque a eso contribuye que Felipe Reyes no jugó demasiado- y juega sin chispa. Además, los dos flamantes nuevos fichajes, Hosley y Massey, no terminan de acoplarse y aún se les ve muchas lagunas. Creo que fue Scariolo -gran comentarista, por cierto, en mi opinión- el que dijo que posiblemente no jugaran al mismo tiempo, y me acordé tras una sucesión de ataques sin tino protagonizados por ambos. Hosley, sobre todo, atacó sin cabeza, intentando imponer su capacidad física, y se estrelló varias veces contra los interiores del Gran Canaria, muy serio atrás. Bullock lleva una época muy mala, Hervelle ni siquiera lo intentó y Papadopoulos sigue desaparecido. A eso hay que sumar que los bases casi no actúan como tal. Pepe Sanchez necesita adaptarse más a sus compañeros aún y Sergio Llull simplemente me parece que no es un base. En todo caso, aún le falta Raúl López, que ha sido muy importante para este equipo.
  • Tampoco me gustó nada la actitud de Joan Plaza. Sólo en el último cuarto arengó algo a sus jugadores, pero protestó muchísimo a los árbitros por jugadas sin sentido y no puso soluciones a los males de su equipo. Parecía que el amistoso sólo era para que el Gran Canaria se entrenara, cuando el Real Madrid ha demostrado en el inicio de esta temporada que requiere una puesta a punto para alcanzar el nivel que se le supone.
El partido supuso la vuelta de Venson Hamilton (aunque ya lleve algunos intentos), después de mucho tiempo lesionado. Al terminar, Savané y Moran fueron a felicitarlo y estuvieron hablando un poco con él, que parecía contento. Me pareció un detalle enorme, digno de destacar.