miércoles, enero 06, 2010

Las tres caras del Gran Canaria 2009/2010

En esta semana que he estado sin escribir se han podido ver las tres caras habituales que está mostrando el Gran Canaria, ejemplos casi paradigmáticos de lo que está siendo el irregular curso 2009/2010 para los amarillos. Con tanto por escribir, se hará una entrada larguísima, y lo peor es que se me pasarán cosas. Aviso.

El Gran Canaria en casa (ACB)
El pasado miércoles 30 de diciembre de 2009, el Gran Canaria apalizó al Unicaja de Málaga (91-74) con el mismo guión que empleó contra Granada y Bilbao, mostrando una puntería, un acierto y una fortaleza mental al mismo tiempo que el rival se diluía y bajaba los brazos desde el primer cuarto. Si acaso, los de Aíto hicieron algo más que granadinos y vascos por maquillar el resultado en el último cuarto, pero durante todo el encuentro dejaron la sensación de ser el peor Unicaja de Málaga que ha pasado por el CID en mucho tiempo. Algunas cuestiones del partido (las que recuerdo):
  • Como digo, en las tres victorias cómodas en casa, los de Pedro Martínez hacen gala de un acierto exquisito desde los 6,25. En esta ocasión fue un 50% (12/24), en buena parte facilitado por una muy mala defensa de Unicaja, cuando es precisamente el punto más fuerte de los malagueños.
  • En un partido pésimo de los suyos, Aíto cargó contra los árbitros, con los que habló en el descanso. Supongo que es más estratagema para descargar presión que otra cosa, porque yo hubiese firmado un arbitraje así para el Gran Canaria en cualquier cancha ACB. Y quizá si hablase menos de eso y más de los cuatro minutos que jugó el supuesto referente anotador exterior, Taquan Dean (al que no sé por qué tanta gente define como defensor excelente y a mí me sigue pareciendo muy limitado atrás). Incluso habría que preguntarle a don Alejandro por qué en el partido anterior, Dean defiende a Tucker -unos seis centímetros más alto- sin ayudas, después de que el escolta del Joventut anotara 17 puntos en los últimos cinco minutos (más o menos) y cuando sólo quedaba 12 segundos para el final con un punto de ventaja malagueña.
  • El primer tiempo de Carroll fue para enmarcar. Creo recordar que había fallado sólo un tiro y llevaba 25 puntos. Al final hizo 31, con 5/6 en triples y 7/10 de dos. Con Savané y Norris de complemento, muy serios y fiables todo el partido, se merendaron a Unicaja con una comodidad extrema.
  • Freeland se está convirtiendo en el prototipo de jugador Supermanager, como ya lo es Mario Fernández. Terminó con 11 puntos y 8 rebotes, 16 de valoración, pero su aportación creció con el partido terminado, en el último cuarto, y evidenció sus problemas en defensa ante un rival como Savané, al que supera físicamente en casi todo. En contra de lo que él mismo dijo públicamente, está defendiendo mucho peor que el año pasado en todas las situaciones (2x2 en los 6,25, 1x1 en el poste bajo...), por mucho que lo entrene Aíto.
  • Un apunte táctico. Pedro Martínez preparó un ataque específico para la zona mutante que hace el Unicaja (esa 3-2 que se convierte en 2-1-2 o 2-3 según la ubicación del balón). El ataque empezaba con los dos pívots arriba y luego uno cortaba rápido cuando el otro recibía el balón, para intentar aprovechar el hueco cerca del aro. No funcionó mucho, creo, en gran parte por las dificultades para el pase de los interiores amarillos. Pero tampoco hizo demasiada falta.
  • Aun con la victoria, el reparto de minutos entre titulares y suplentes fue desproporcionado. Bellas fue el que más jugó de la segunda unidad (17 minutos), y más por la necesidad de descanso de Norris que por su acierto (con él en cancha, el marcador fue de 30-30); McDonald estuvo 16 minutos en cancha, Fisher no llegó a 10, Sanders se quedó en 12 y Kickert, en 13.
  • Datos estadísticos: El Gran Canaria atacó muy muy bien (1,14 puntos por posesión, cuando el Unicaja solía dejar a sus rivales en 0,85) gracias a su puntería y movimiento de balón en el primer tiempo, porque estuvo muy blando en el rebote ofensivo (sólo atrapó el 21% de los rechaces). Los de Aíto se quedaron en 0,87 puntos por posesión, ya que tuvieron más rebote ofensivo (35%), parecido número de pérdidas y, como es habitual, el doble de tiros libres que los locales.
El Gran Canaria a domicilio (ACB...y probablemente en Eurocopa es muy similar)
Para inaugurar el año 2010, el Gran Canaria visitó Valencia (89-72), donde se dejó gran parte de la credibilidad adquirida en la victoria anterior. Los de Pedro Martínez aguantaron un cuarto igualados; después dejaron escapar al Valencia, muy superior en coraje, acierto y espíritu de equipo, y nunca bajó de los 10 puntos de diferencia. Se notó que actualmente, ambos equipos pertenecen a distintas ligas (como los presupuestos hacen suponer, por otro lado). Incluso con la enorme diferencia en el marcador, me pareció una derrota más digna que otras de esta temporada, porque el Gran Canaria al menos siguió jugando, intentando robar balones y reducir la diferencia hasta el final, por mucho que el último cuarto sólo sirviera para que algunos jugadores recuperaran confianza. Me quedo con un par de cosas:
  • He leído y oído muchos comentarios tras ese partido aludiendo a la dependencia de Carroll. Es evidente que se ha convertido en el referente principal del equipo, pero decir que sin su anotación no se gana me parece exagerado. Hasta el momento, no hay mucha diferencia en sus promedios entre derrotas y victorias. Contra el Valencia fue el tercer encuentro en que no llegó a los 10 puntos. Los dos anteriores fueron Valladolid (donde se quedó en 6) y Obradoiro (ocho); en el primer caso, el conjunto amarillo estuvo cerca de llevarse el partido y en el segundo, ganó. Yo diría más bien que sin un buen día de Carroll, el jugador de más talento ofensivo, es muy difícil ganarle a los equipos de arriba, a los que defienden mejor.
  • Si para algo sirvió el partido, por extraño que parezca, es para recuperar confianza en un par de cosas. Primero, la de Bellas, que disputó más minuto que en ningún otro choque en la ACB aprovechando que en el último cuarto todo estaba resuelto. Segundo, la presión defensiva a toda cancha, que sirvió para recuperar balones y remontar en el segundo y último cuarto. Claro que es mucho mejor si están Bellas, Fisher y Moran que si participan Carroll o Sanders. También se podría incluir a Fisher, que jugó 26 minutos después de no llegar a 15 en los últimos.
  • El Valencia me pareció muy acertado, anotando incluso ante buenas defensas en el primer cuarto. Luego, el Gran Canaria bajó el nivel defensivo y los taronjas jugaron a placer. Por primera vez veo a Claver haciendo bien todo al mismo tiempo (posteando, driblando, tirando); Kelati tuvo uno de sus días de muñeca tonta (me temo que no son tantos como para ser un referente, como vieron en Málaga el año pasado) y Lishchuk es el mejor interior que pasa por Valencia desde Tomasevic y Oberto. Fue un día flojo de De Colo, un base que me había gustado mucho en partidos anteriores, y Rafa Martínez, uno de los mejores escoltas de la competición en mi opinión. Como digo, ahora mismo están en una liga diferente a la del Gran Canaria...y a la mayoría de equipos ACB.
  • Datos estadísticos: la eficacia de la presión que dije hizo perder 21 balones a Valencia, mientras el Granca se quedó en 16; Carroll hizo su anotación más baja (5 puntos) en la ACB y valoración negativa (-4) por primera vez; como en casi todas las derrotas, poco acierto desde los 6,25 amarillo (20%, con 5/20). La eficacia ofensiva visitante fue muy baja (0,84, muy por debajo de la media, alrededor de 0,88 que suele anotar; y también por debajo de la eficacia defensiva o DER del Valencia, que está en 0,89). Los de Spahija (que para mí tiene mucho menos reconocimiento del que merece), en cambio, superó muy fácilmente la defensa amarilla. Los 1,04 puntos por posesión están muy por encima del 0,88 de media del Granca y también por encima de la media del Valencia (0,94).
  • Añado un apunte sobre los tiros libres...y los árbitros. En esta ocasión, los levantinos tiraron 31 veces desde el 4,60; los isleños, 12. Las faltas fueron 28-16. Si bien es cierto que este es un mal estructural del Gran Canaria esta temporada, es más que evidente, a mi juicio, que el arbitraje fue muy desfavorable a los de Pedro Martínez. Pero también es verdad, como reconoció el propio técnico catalán citando a Himar Ojeda, que "cuanto peor estás en la clasificación, peor te pitan". Así que más que quejarse, que no va a llevar a nada, hay que intentar enderezar el rumbo con esta situación y no protestar, para que no ocurra como con la técnica a McDonald en Murcia.

El Gran Canaria como anfitrión en Eurocopa
Este martes 5 de enero (vaya día y hora para organizar un encuentro, la ULEB debería tener mejor organización si quiere mantener la competición viva) vimos la cara más conocida del Gran Canaria en la Eurocopa no ya esta temporada, sino en las últimos cuatro o cinco, al vencer a Panellinios (73-51). Los insulares son en esta competición un equipo con menos intensidad que en ACB, con más fallos que aciertos durante gran parte del encuentro, y más enchufado en los momentos importantes de partido. Poniendo sólo lo justo, el Gran Canaria ha ganado a Turow, Nancy y Panellinios con relativa comodidad. En esta ocasión, los locales dejaron ver su lado ahorrador (en esfuerzo e intensidad) durante el primer tiempo, pero en el segundo estuvieron mucho mejor, con más entrega, más velocidad y mejor movimiento de balón. Casi parecía el equipo de la ACB en casa.
  • Vuelvo a nombrar a Bellas. Hizo un muy buen encuentro, sin estridencias, pero penetrando más veces y buscando el último pase a los pívots con insistencia. Se me pareció mucho más al jugador que vi en el Cáceres, no sé si influiría precisamente la confianza ganada en Valencia. Porque creo que estaba sumido en una espiral negativa que le restaba confianza y eso hacía que jugara peor. A ver si ahora remonta el vuelo. Aun así, hay una característica de se juego que no me gusta nada: abusa del bote, quiere dar el pase final demasiado cerca del aro y del jugador receptor. Y defendió bien a Blakney cuando le tocó.
  • El Panellinios es un buen equipo, sin mucho talento pero bien trabajado. Marcha con 8-2 en la liga griega, sólo por detrás de Panathinaikos y Olmpiakos, empatado con el Maroussi de Billy Keys. Sus exteriores son versátiles, Devin Smith es un jugador de nivel ACB (de hecho, ya estuvo en España), por talento técnico y físico (de hecho, lo recordaba más físico que técnico, pero me sorprendió), y Blakney es un base pequeñito pero rapidísimo y con buen tiro (por lo que vi ayer y he visto de las estadísticas). Eso sí, tiene una carencia grande en sus pívots, sin capacidad de anotación y con dificultades defensivas. Aunque muy duros en defensa, todo hay que decirlo (Ostojic debería cambiar su nombre por el superlativo).
  • Esas carencias las explotó muy bien el Gran Canaria, que ganó basándose en la superioridad interior. Augustine hizo un partidazo (19 puntos, 9 rebotes y una defensa muy buena contra ala-pívots abiertos) y McDonald estuvo bien (15 y 6). El rebote ofensivo amarillo fue una pesadilla para el Panellininios (48% de los rechaces en aro griego acabaron en manos locales).
  • También es cierto que el Panellininios se dejó llevar en la segunda mitad, cuando vio el partido roto, y que sólo reaccionó cuando, a cinco minutos y 20 abajo, vio peligrar el average particular (29 puntos de diferencia en la ida).
  • De nuevo, la presión fue más efectiva de lo que venía siendo. El Gran Canaria robó 17 balones y los griegos en total perdieron 24. Y en general la defensa local fue muy buena casi todo el partido. De nuevo, Fisher fue fundamental en este apartado.
  • Otra vez, el equipo no necesitó la anotación de Carroll, que se quedó en 5 puntos por segundo encuentro consecutivo, para ganar.
  • Varios apuntes tácticos. Los griegos utilizaron una zona 2-3 cuando tocaba saque de fondo en su aro. Al Granca le costó un poco, pero acabó atacándolo bien, incluso mostró dos variantes diferentes para atacar la zona, por lo que se ve mucho trabajo del cuerpo técnico grancanario en estas situaciones, previendo muy bien que los rivales jugarán con la ansiedad local de las últimas fechas. Además, los griegos hacían 2x1 cuando Savané recibía en el poste bajo. Me quedó la duda de si se lo hacían a él porque es frecuente que tarde en pasar o porque lo tenían como el referente ofensivo interior. El hecho es que de las cuatro ocasiones en que ocurrió -en el primer tiempo-, dos forzaron pérdidas del senegalés.
  • Por primera vez en la temporada, el Gran Canaria empleó una defensa en zona 2-3, con los pequeños arriba y Moran y Augustine llegando a los exteriores en las esquinas. No duró mucho, sólo algunos ataques al final del tercer cuarto, si no recuerdo mal. Durante todos los años en que el Gran Canaria ha estado luchando en los puestos de arriba, casi nunca hemos visto defensas zonales. Sólo una 1-2-2 que creo que Pedro Martínez ya ponía en práctica en su etapa anterior y que Maldonado también usó en contadas ocasiones. Una posible razón de la escasa frecuencia es el nulo bagaje táctico que suelen poseer los norteamericanos, y ya sabemos que el Gran Canaria cuenta con prácticamente toda la plantilla proveniente de USA (y si no en nacionalidad, sí en formación baloncestística, como Savané y Kickert).
  • (EDITO) Para que no se diga que sólo hablo del arbitraje cuando perjudica al Granca: hacía tiempo que no veía pitar tan favorable en casa al Gran Canaria. Normalmente se nota un arbitraje casero en la competición, pero en esta ocasión fue desmedido, creo. Seguramente no influyó en el resultado, pero aun así me sorprendió
  • OER y DER: Que en el partido predominaron las defensas se nota en el marcador y en la eficacia de los contendientes: 0,89 el Gran Canaria, ¡0,67! para el Panellinios. El número de tiros de dos y de tres para ambos equipos es revelador: 60 los grancanarios, 47 los griegos.
  • Lo más importante es que el Gran Canaria depende de sí mismo para meterse en la próxima ronda. Si gana en Polonia, contra el Turow ya eliminado, estará clasificado. Siempre me lo he preguntado, porque nunca se habla de ello: ¿habrá maletines en el baloncesto?

Como conclusión global de la semana adivino un hilo conductor de la temporada que parece afirmarse cada vez más. El Gran Canaria ganará más partidos de los que perderá en casa, salvo algún despiste ocasional y visita de los más ricos (Baskonia y Valencia...está por ver si el Cajasol, próximo rival, se puede encuadrar en ese grupo) y sufrirá mucho para ganar fuera, especialmente en el complicado inicio de la segunda vuelta. Pero el balance de la semana para mí es positivo. Toca año de pocas aspiraciones, así que todo lo que sea sumar para alejarse de la lucha por el descenso será bueno. Y a pensar en el año que viene, para el que gran parte de la plantilla y el cuerpo técnico tiene contrato...pero esa es otra historia, por ahora.

6 comentarios:

On Off dijo...

Del partido contra Málaga salí con la sensación de que Freeland está en una línea peligrosa de juego. Si no elige bien su camino se puede quedar en un jugador mediocre. (debe trabajar mucho y muy específico en los veranos, o cambiar de entrenadores durante la temporada).
Unicaja daba la sensación de que no hay comunión entre jugadores y técnicos.
Es de una cara dura tremenda llamar a los árbitros al descanso para protestar por su labor. Sabe como desviar la atención de la paliza que le estaban dando.
En eurocup, bien por bellas.

Daniel dijo...

cuidado con cajasol que es muy peligroso

PACHI dijo...

De acuerdo con el comentario, como casi siempre. El optimismo patológico de Ruyman hace que vea las cosas de otra forma. No obstante, el equipo aburre a más no poder y parece claro que las victorias pasan por el acierto exterior, que permita a nuestros interiores zafarse mejor con unas defensas más abiertas.

Respecto a Freeland, pues me parece que acerté y su paso por el CID fue "supermanageriaco" sin importancia en el resultado final. Y es que el aspecto emocional hay veces que no se puede superar y el perfil del inglés encajaba en que se "empequeñecería". Y efectivamente, está defendiendo muy mal.

Y respecto a Cajasol pues es que no soy nada optimista este año. Incluso los partidos que ganamos, salvo el del Barcelona, no termina de convencerme el equipo...Esperemos que el año que viene se haga mejor porque yo este año lo doy por perdido....si es que no descendemos que creo que no porque hay equipos peores...pero contra los que hemos perdido

ruymanfm dijo...

@On Off: Completamente de acuerdo con lo de Freeland, aunque más que mediocre yo diría que se quedará en un jugador de números. Siempre me viene a la cabeza Tanoka Beard (qué viejo soy), que todos los años hacía estadísticas buenísimas sin defender un pimiento y cambiaba de equipo.

@Daniel: sí, este año parece justificar lo que se gasta en salarios y pagar cláusulas, después de ocho años. Con lo bien que va, no lo he visto jugar: a TVE le pesan demasiado los malos años y lo considera un equipo del montón, por lo que se ve.

@Pachi: pues no creo que sea una entrada muy optimista la mía. Igual me expresé mal, pero quería decir que este año hay que mirar para abajo y apartarse del descenso lo antes posible, sin más aspiraciones. Y siendo fuertes en casa, como parece, debería cumplirse, porque los equipos contra los que perdió fuera deberían caer aquí...con más diferencia que en la ida (excepto Alicante).

Sobre el juego, no sé qué decirte. Yo creo que deberían correr más y jugar más rápido, como en la segunda parte contra Panellinios, pero las victorias en casa, con tanto acierto exterior al principio y partidos tan decididos al inicio tampoco son buenos para juzgar. Pero bueno, que siga así, aunque sea jugando mal...

PACHI dijo...

Bueno, lo de TVE merecería un capítulo aparte. Aparte Madrid, Caja Laboral, Joventut, Barcelona, a veces Unicaja; los demás, no existen. Tal cual. Yo no logro entender que en sus propios informativos no den pábulo apenas a la ACB. "Esta noche en la NBA, Pau GAsol..." No juega nadie más. Y eso que tienen los derechos. En fin.
Digo que eres optimista; mucho más que yo. Y también creo que se debería correr más: algo apuntaron al principio, pero vamos; estamos como con Maldonado, con el freno de mano echado. Lo que es claro es que nuestros aleros no tiene término medio: o las meten todas o no meten ninguna. Así nos va: paliza damos, paliza recibimos. Cosa más inestable no ví hace años. Y con el Cajasol lo veo como la panza de una berenjena...A mí Plaza me gusta como entrenador y, por fin, ha puesto serenidad (y resultados) en el pastizal sevillano; y digo pastizal por la pasta que se han gastado durante todos estos años que, por cierto, auspiciado por una caja de ahorros que sí que pone perras. Otras ponen, pero menos...

ruymanfm dijo...

Precisamente cuando estuvo Maldonado en Zona Granca le pregunté por eso. Le dije algo así: "Yo creo que tendrían que correr más" y me respondió: "Y yo". Pero lo cierto es que los aleros del Gran Canaria no se caracterizan por correr el contraataque especialmente bien, y ni Mario primero ni Bellas ahora intentan lanzarlo. Norris hace más por correr, pero quizá, para mi gusto, botando más de la cuenta, igual que Carroll. Creo que cuando más oportunidades hay es cuando los pívots corren (y en esto Augustine es fundamental, y McDonald, como en todo, irregular).