lunes, febrero 06, 2012

El Gran Canaria parece coger rumbo (victoria firme contra Unicaja y esperanzadora derrota en Vitoria)

El Gran Canaria lució bien en el reestreno del Buesa Arena - ACB PHOTO
El Gran Canaria cayó en el reestreno del Buesa Arena vitoriano frente al Baskonia (71-67) pese a competir hasta el final y dejar una imagen esperanzadora para lo que queda de liga. Quizá un poco lastrado por la corta rotación, al Gran Canaria le faltó fuelle para aguantar en el último cuarto pese a la postrera reacción con  remontada sin fructificar.

Con todo, la imagen del conjunto insular fue buena, porque fue capaz de competir, demostró valentía y orgullo y encontró armas para hacer daño al Baskonia de diferentes maneras. Como no escribí crónica de la victoria contra Unicaja (60-49), voy a incluir comentarios de los dos partidos, sin seguir la estructura habitual, pero dividiendo entre distintos apartados.

Plano táctico
  • Parches para las luxaciones. Seguimos viendo a Beirán ocupando la posición de ala-pívot cuando Juan Palacios no está en cancha. Contra el Unicaja sólo fueron 8 minutos, algunos de los cuales se enfrentó a Garbajosa y otros los pasó refugiado en una zona. Contra el Baskonia se tuvo que enfrentar al Teletovic más interior de la historia y éste supo sacar partido justo en el momento decisivo, en el que los de Ivanovic consiguieron un parcial de 12-0 entre los minutos 32 y 37, aproximadamente. Fue muy interesante cómo los de Pedro Martínez renunciaron a la zona y mantuvieron ese 1x1, pero mandaban al jugador más próximo a hacer el 2x1, algo poco habitual en los amarillos en condiciones normales. Y también me pareció muy acertado el planteamiento de Ivanovic, que ordenó buscar al bosnio y pidió mover el balón rápido para castigar esas ayudas. Contra Unicaja, por cierto, Beirán estuvo colosal en el rebote y atrapó 14 rechaces.
  • Tus zonas (nada) erróneas. Seguimos viendo muestras de la riqueza táctica de la defensa amarilla. Contra Unicaja creo que sólo apareció la zona 2-3 en una o dos jugadas a final de cuarto; contra Baskonia, lo que vimos fue -también en uno o dos ataques a lo sumo- una especie de 3-2 (o quizá 1-2-2, no duró lo suficiente) con Bramos en la punta. Por cierto, viendo el Madrid-Bilbao, los de Laso pusieron en práctica una 1-2-2 que sólo Francesc Cabeza supo relacionar con el Gran Canaria.
Plano ofensivo
  • ¿El ataque? Sigue mal, gracias. Dos partidos de menos de 70 puntos, por debajo del 40% en ambos y pocos contraataques pese al dominio abrumador del rebote defensivo. No creo que pueda decirse que el ataque está mejorando en general, pero sí que hay algunos aspectos en progresión. Ni se corre lo suficiente ni se fuerzan los tiros libres que serían deseables. En todo caso, es importante tener en cuenta que los dos rivales, aunque no estén en su mejor momento de juego, cuentan con un potencial físico envidiable y muy superior al del equipo amarillo.
  • De la puntería en los triples y su influencia. Escribí al acabar la primera vuelta que generalmente cuando el Granca mostraba más puntería de tres que su rival, ganaba. Pues en los dos partidos ha ocurrido lo contrario: tirando mucho peor que el Unicaja (17 por 25%), ganó; y lanzando mejor que el Baskonia, perdió (41 por 27%). Lo más interesante quizá sea que esta vez al menos ha sabido adaptarse a su nivel de puntería: que ha tirado menos cuando encestaba poco y más cuando las metía, como es de esperar.
  • A por ellos, que son muchos y jugosos. Lo que sigue bien es el rebote ofensivo, uno de esos aspectos que ha mejorado. Contra Unicaja, fue un martillo pilón todo el encuentro y contra Baskonia, posiblemente el equipo que mejor protege los rechaces en aro propio de la ACB, la remontada del tercer cuarto se dio gracias a atrapar la mitad de los rebotes ofensivos del partido (cuatro).
  • ¿Hay alguien ahí? Si algo llama la atención en el ataque grancanario desde el inicio de liga es la falta de puntos cerca del aro. Ya he escrito que el fabuloso sprint final de la liga pasada se dio sin esa puntuación interior, lo que parece indicar que tampoco es imprescindible para jugar bien. Pero desde luego puede ayudar a dar más espacios a los tiradores. Al Unicaja sí se le supo hacer daño cerca del aro, sobre todo al inicio del partido y con muy eficaz de Savané, pero contra el Baskonia sólo hubo algunos destellos, con los 1x1 clásicos -y tan poco frecuentes este año- del senegalés, terminando en tiros a la media vuelta. Pero, mirado globalmente, en Vitoria sólo sumaron 12 puntos y 2 tiros libres entre ambos pívots.
  • The kid... Al terminar el primer partido de Alvarado, escribí que se notó mucho su influencia en el ataque, más fluido con él en cancha. Soy el primero que intenta no escribir mucho sobre jugadores jóvenes (de hecho, si no lo hubiese pensado, habría elogiado mucho más a Óscar en temporadas pasadas, porque me encanta cómo juega), pero creo que hay que valorar su esfuerzo por aclimatarse tan rápido. Bien, pues ahora llega el momento contrario: en los dos últimos encuentros, Alvarado parece estar pagando el salto de categoría y el equipo no juega tan fluido con él; incluso está tomando malas decisiones en varios momentos. Es un proceso natural: enfrentarse a jugadores tan expertos como Prigioni o de un físico tan privilegiado como Rowland es una experiencia de la que Óscar debe aprender para progresar y asentarse. Le queda un largo camino, eso nadie lo ha dudado.
  • Y los otros pistoleros...Si algo llama la atención de los dos últimos partidos es la combinación anotadora de Bramos y Haynes, que por fin parecen haber sincronizado su puntería. Entre ambos promedian algo más de 30 puntos por encuentro en los dos últimos partidos, casi la mitad de los que ha conseguido el Gran Canaria. A la vista de cómo va la temporada y de las dificultades para fichar, el rendimiento del equipo va a depender de que ambos mantengan esa regularidad en la medida de lo posible.
Plano defensivo
  • Todos a una. Táctica aparte, el excelente rendimiento defensivo del Gran Canaria de los dos últimos partidos se basa en una gran defensa individual, empezando por un gran 1x1 en la mayoría de los jugadores, y un sistema de ayudas muy automatizado y ejecutado a la perfección por momentos, como quedó reflejado en el excelente vídeo preparado por Piti Hurtado. (Por cierto, creo que si se toma a Bramos en lugar de Beirán, se ve aún más actividad en las ayudas).
Plano emocional
  • Carácter granca. Si se habla de un 'carácter baskonia', podríamos hablar de un 'carácter granca' para indicar la concentración, la unidad, el esfuerzo conjunto y el espíritu colectivo. Ese que lleva a defender todos a una y a dejar en 49 puntos al Unicaja y compite hasta el último momento en Baskonia después de ir perdiendo por 11 puntos a falta de poco más de tres minutos para el final. El mismo carácter desaparecido en algunos momentos de la temporada, que ahora parece recuperado dando más espacio a los jugadores que mejor lo representan.
Mientras, en los despachos...
  • El enigma Himar. Esta semana se ha comentado mucho, en twitter y en los programas de radio (porque nadie lo ha publicado oficialmente, imagino que porque nadie quiere ser citado), la intención del Cabildo y la directiva del club de prescindir de Himar Ojeda. Personalmente no tengo ni idea de cómo o por qué ha trascendido esta intención, pero lo da por seguro mucha gente, demasiada, y ya nadie lo desmiente. En A aro pasado, el programa que dirige Pepe Alvarado en 7.7 Radio, he comentado mi opinión, que podría definirse en dos palabras: asombro y rechazo. Aunque normalmente soy reacio a escribir sobre cosas que no son baloncesto, intentaré plasmar mi opinión esta semana.

2 comentarios:

mariolaw dijo...

buen analisis.

NOTICIA se va Green, lo que confirma mis comentarios de este año y tus malos augurios cuando fue fichado.

Lo de Himar es para romper mi carnet de socio y tirarselo en la cara a la Directiva.

Ruymán Ferrera Martín dijo...

Gracias. La noticia la vi, pero estos días sólo tengo tiempo para el trabajo, creo que ni siquiera he tuiteado al respecto.

Como dices, siempre he pensado que el nivel general de Green no es el de base titular de un equipo que quiere jugar el play-off en la ACB.