domingo, enero 16, 2011

El Granca se gana un puesto en la Copa con un golpe de autoridad en Málaga

Imagen de un instante de celebración en el banquillo del Gran Canaria. ACB PHOTO
El Gran Canaria más serio, concentrado y trabajador de la temporada fuera de casa ganó con autoridad en Málaga (50-67) y consiguió su clasificación para la Copa del Rey merced a la victoria in extremis del Real Madrid en Fuenlabrada. Un partido muy completo de los amarillos, excepcionales en defensa, dejó al Unicaja muy tocado; a Aíto, al parecer, sentenciado; y a la afición grancanaria, orgullosa de su equipo y agradecida a Sergio Llull, artífice del triunfo merengue con una meritoria canasta a 2 segundos del final.

Los de Pedro Martínez estarán en la Copa porque esta vez jugaron con mucha cabeza, imponiendo el ritmo que les interesaba, evitando que el Unicaja corriera y encontrando variantes ofensivas ante la espectacular defensa de Berni Rodríguez a Carroll. Estarán en Madrid por todo eso y porque durante los 40 minutos hubo poquísimos errores defensivos en una defensa individual muy activa y dífícil de superar.

Era de esperar que este Unicaja sintiera la presión de jugar en casa y le temblara el pulso, sobre todo con McIntyre tan limitado por su lesión. También entraba dentro de la lógica que el Gran Canaria se esforzara atrás como lo hizo, protegiera tan bien su aro y compitiera con valentía. Pero creo que nadie esperaba una superioridad tan grande visitante, una debilidad mental tan acusada en los locales y un triunfo tan holgado, certificado ya en el tercer cuarto con una ventaja que nunca bajó de los 11 puntos en los últimos 15 minutos de partido.

El Gran Canaria ganó con más solidez que brillantez. Defendió de manera excelsa, estuvo muy serio en ataque y, sobre todo, consiguió que todos los jugadores aportaran en ambos lados de la cancha (salvo Nelson, el que menos jugó, todos anotaron entre 5 y 12 puntos; y seis jugadores atraparon entre 3 y 6 rebotes). En algunos momentos, movió bien el balón, pero en bastantes ocasiones encontró dificultades para atacar. Jugar así, especialmente fuera de casa, es la vía para conseguir más éxitos en la temporada. Y, a la vista de lo ocurrido, para convertir el término "Granca" en un trending topic en twitter en España.

Cuestiones tácticas
Un par de cuestiones sobre la rotación de ambos equipos. La del Unicaja me pareció extrañísima. Saúl Blanco jugó únicamente los 14 últimos minutos de partido, justo en los que desapareció Printezis para dejar sitio a Jiménez jugando de cuatro (con una breve aparición de Rubio, que se fue al banquillo tras fallar un triple). Y Freire jugó los cinco minutos del final, cuando antes no llegaba a 10 minutos disputados en el encuentro. Lo dicho, para mí es difícil de entender.

En el bando amarillo, de nuevo comenzó Beirán como alero titular. Esta vez, Jiménez sí buscó su superioridad en el poste y sacó provecho al principio, lo que propició que los interiores acabaran ayudado. Pero luego al Unicaja le costó un poco más encontrarlo y acabó jugando casi todo el segundo tiempo como ala-pívot, donde tampoco hizo daño desde el exterior. Con las rotaciones, Bramos y Moran esta vez se atrevieron a lanzar un poco más; Rey cerró bien el rebote propio y Bellas hizo un último cuarto de tal calibre que muchos lo destacan como el mejor del encuentro y dejó sentado a Green, en una nueva muestra de flexibilidad en las rotaciones del técnico amarillo.

Pese a que fue perdiendo por más de 10 en casi toda la segunda parte, la presión del Unicaja sólo apareció a ratos y nunca fue muy coordinada; desde luego, nunca puso en apuros a los bases grancanarios. Tampoco se vio mucho la defensa zonal, creo que sólo en los últimos cuatro minutos del segundo cuarto, aun cuando hizo bastante daño al ataque visitante. La disposición 2-1-2, con Jiménez en el centro, dificultó que el Gran Canaria encontrara buenos tiros y evitó el juego de los pívots amarillos. Con Green al mando contra la zona, el Granca se atascó, lanzó tres triples en malas posiciones, erró un pase interior y Savané falló bajo canasta; de hecho, sólo sumó gracias un estratosférico lanzamiento del base de Florida al borde del descanso. Sin embargo, esa zona no reaparició en el partido.

El nivel del Unicaja
No puedo dejar de sospechar -aunque sin haber visto ambos encuentros- que quizá el rendimiento del Gran Canaria no haya sido tan diferente contra Valencia y contra Unicaja, pero que el nivel actual de levatinos y andaluces se encuentra en extremos opuestos. Los de Aíto son un equipo sin carácter, sin alma, con falta de exteriores desequilibrantes y que tiene como única aportación segura ahora misma la de Freeland, que tampoco es que sea un líder precisamente. Con esa carencia de regularidad en tantos jugadores, con varios baloncestistas señalados públicamente y sin McIntyre sano, los de Málaga son un equipo ramplón y sin ideas en ataque, especialmente si Blakney está al pobre nivel que mostró hoy.

Si a cualquier aficionado neutral le ponen el último cuarto sin sonido y le dicen que el Unicaja, uno de los presupuestos más altos de la competición, se estaba jugando su presencia en la Copa, no sé si lo hubiese creído. Y si le ponen el sonido ambiente en los últimos cinco minutos, quizá hubiese pensado que se jugaba en una cancha neutral o incluso en una más cercana a las islas.

Lo del tiempo muerto con 19 abajo a 3 segundos del final me resulta imposible de explicar. Soy el primero en reclamar que los partidos se jueguen hasta el final y que en la primera vuelta siempre se juegue teniendo en cuenta el average, pero pensar que la clasificación final del Unicaja va a depender de ganar por 17 o por 19 en el CID es darle demasiadas vueltas al asunto. Me decían en twitter que al parecer Aíto lo que hizo fue reprochar cosas a sus jugadores.

Rectifico tras escuchar la rueda de prensa de Aíto García Reneses: lo que buscaba era sacar de media cancha. Por más que me parece peregrino pensar en la diferencia de puntos, quizá sea importante hacer entender a sus jugadores que deben jugar hasta el último segundo. Y esa vía pasa por tomárselo en serio el propio equipo técnico y dar la posibilidad de sacar más cerca del aro rival.

Lo mejor
  • La aportación colectiva. Escribí tras el en encuentro en Valencia que esa contribución grupal ha sido característica del equipo siempre que ha conseguido algo grande y hoy se repitió. No es casualidad que esta haya sido el primer encuentro en que Carroll se queda en menos de 10 puntos en la temporada y también sea el primer partido en el que Bellas es el máximo anotador del equipo (de hecho, 12 puntos son su mejor marca anotadora en la ACB, sólo la había conseguido una vez el año pasado; y los nueve tiros so también un récord, porque nunca había lanzado tantas veces a canasta). También es sintomático que nadie alcanzara los 10 lanzamientos y que entre Beirán, Moran y Carroll atraparan 16 rechaces, 14 de ellos defensivos, justo la mitad del total grancanario.
  • La defensa. Para el Unicaja fue muy difícil superar a los jugadores grancanarios en el 1x1, hubo muy pocas canastas fáciles y escasos errores defensivos. Además, el Gran Canaria impidió que los malagueños corrieran con facilidad, en parte por una mejora del balance defensivo y en parte por la buena lectura en ataque, que incluso cuando hubo dificultades limitó los malos tiros que propiciaran contraataques. De todos modos, la falta de recursos del Unicaja para encontrar soluciones a su atasco facilitó la tarea; por ejemplo, la jugada más buscada en el último cuarto fue un simple aclarado para que Freeland jugara un 1x1 de espaldas, con resultados irregulares.
  • La concentración, seriedad y oficio del segundo tiempo. Todas las virtudes anteriores se habían visto en algún momento de la temporada, incluso como visitante. Pero que el Gran Canaria jugara incluso mejor cuando el Unicaja se puso a cuatro (24-28), se recompusiera para alcanzar su máxima renta en 16 en el tercer cuarto y evitara la reacción local tirando de oficio para dejar siempre la diferencia por encima de los 10 puntos sí fue novedoso. Y, lo que es más importante, esperanzador para lo que queda de temporada.
  • El compromiso de todos los jugadores y la unión del vestuario. No es sólo que todos se conjuraran para cerrar el rebote y que los que salieran del banquillo estuvieran a tope desde el primer minuto que salían a pista. Es, sobre todo, que en cada tiempo muerto hablaban varios jugadores, animaban otros tantos y se mezclaba indistintamente el inglés y el español. Se dice mucho que el vestuario unido es clave para que un equipo rinda por encima de su talento; desde luego, por lo que se ve en la pista, la unión y el compromiso existen.
  • Como dijo Pedro Martínez en la rueda de prensa posterior al encuentro (que al parecer fue brevísima, igual que la de Aíto), será la primera aparición en la Copa para muchos jugadores insulares. Eso es una muestra del mérito que tiene la clasificación, igual que el hecho de que el Granca sea el único que estará en Madrid de los tres equipos que juegan Eurocopa.
Lo peor
  • La imagen que deja Unicaja. Más allá de la dirección técnica, las lesiones o el nerviosismo que provoca la reacción del público, los jugadores malagueños dejaron una imagen muy mala con su actuación. Cometer sólo 13 faltas pese a ir perdiendo por amplio margen durante tanto tiempo y permitir tantas canastas fáciles al Gran Canaria en el último cuarto no es una cuestión en la que quepa cuestionar las decisiones de Aíto. Realizar una presión a toda cancha sin convicción ni intensidad, tampoco.
  • Los problemas grancanarios para atacar la zona 2-1-2. Hubo excesiva dependencia del tiro exterior, poco movimiento sin balón y algún fallo en el pase. Green botó demasiado, le costó leer la defensa rival y abusó del lanzamiento propio (3 tiros en 6 ataques) ante el espacio que le concedían. El impacto de la zona no fue mayor porque el Gran Canaria estuvo bien en el balance defensivo y el Unicaja pasó un calvario cada vez que tuvo que atacar 5x5, pero fue otra muestra de los problemas amarillos en estas situaciones.
  • Que el Fuenlabrada se quede fuera de la Copa. Su temporada es de mucho mérito, porque sólo han tenido la plantilla completa un par de partidos, entre las lesiones, el retraso en la llegada de Kus, la baja de Barton durante tanto tiempo y la venta de Batista. Aun así estuvieron al borde de clasificarse estando a punto de ganar al Real Madrid en su cancha, donde nadie lo ha hecho, aunque jugando un partido más en casa que el Gran Canaria, todo hay que decirlo. (Actualización -17/01/2011- Rectifico, que me corrige un amigo: El Fuenla ha disputado también ocho encuentros en casa. Torpe de mí, lo entendí mal el otro día en el twitter de Pedro Martínez y, lo que es peor, no lo comprobé antes de escribir). Y jugando muy bien durante mucho tiempo, que es lo más importante. A partir de ahora, su liga es otra, me temo; pero hasta aquí, sólo cabe aplaudirles.
La afición celebra la clasificación para la Copa del Rey -como tiene que ser-, pero hay que ser consciente de que el mérito del Gran Canaria hubiese sido el mismo aunque el Fuenlabrada hubiese ganado. Con 6 jugadores nuevos, compitiendo muy bien en Europa al mismo tiempo y con lesiones que afectan bastante a una plantilla corta, los amarillos han logrado 9 triunfos en la primera vuelta y están en disposición de aventajar en el average a casi todos los que se presumen rivales directos para entrar en el play-off. Ese debe ser el más importante objetivo de la temporada, porque permitirá, entre otras cosas, disputar competición europea el próximo año.

El vídeo de acbtv.com no hace justicia a la superioridad amarilla en esta ocasión, pero lo añado igualmente. Para los morbosos, en diariosur.es puede verse a despedida de la afición malagueña y la rueda de prensa posterior de Aíto.

8 comentarios:

mareacanaria dijo...

Dándole al Legaris crianza de 2007 para celebrar algo digno de estudio profundo... GRACIAS GRANCA!

On Off.

ruymanfm dijo...

Que aproveche, oiga. ¡Salud!

On Off dijo...

se confirma que a la gente le gusta más comentar las derrotas...

ruymanfm dijo...

Jeje, mira que pensé repasar el blog para hacer un somero recuento de comentarios en cada tipo de noticia y al final, nada.

Quizá resulte curioso, pero creo (es más una idea que algo que haya comprobado) que también depende de la hora a la que publique la entrada. Si escribo temprano, hay más gente interesada en leer opiniones amplias sobre el equipo y se animan más a comentar. Eso genera más respuestas mías y posteriores comentarios en el debate.

Aparte de que algunos me comentan -o ponen un "Me gusta"- en facebook directamente.

A.O. dijo...

De acuerdo en que el objetivo más importante de la temporada debe ser estar en Europa. Quizás no seamos conscientes de lo que nos está dando tanta participación continuada en Eurocup, en cuanto a prestigio y presencia del club en el continente. Aunque el empresariado local no lo vea, el caché del Granca ha subido en las últimas temporadas precisamente por estar de manera regular en Europa. Basta recurrir a un estudio de medios y evaluar cuántas veces aparece el nombre de Gran Canaria en medios nacionales: las semanas que el Granca juega Eurocup sí que tiene incidencia. Esto, más allá del baloncesto... Sólo nos falta llegar a una Final Four.

On Off dijo...

En la línea que comenta A.O. decir que el problema "las palmas" persiste y es más serio de lo que parece.
Y voy más lejos, algún compañero de trabajo peninsuloso cuando me llama me dice, ¿estás en Tenerife o en Canarias?
y Bellas fué el máximo anotador ¿no?
para no perder el norte...

colegio galicia dijo...

¿ Te parece bueno el resultado que nos traemos de Rusia? ¿ Fuiste a ver a Pedro?

ruymanfm dijo...

@A.O., me temo que sin jugar en Europa el Cabildo tendría aún más motivos (porque ya los tiene y de vez en cuando se esfuerza en expresarlos) para dudar de su aportación a la entidad. Así que sí parece fundamental, pero sería lógico que algún año no se llegue...a ver qué ocurre entonces.

@On Off, Sí, por primera vez en la historia, jeje.

@Colegio Galicia, me cogiste justo escribiendo un poco sobre el partido. El problema es que no es una eliminatoria a doble partido y los otros equipos también juegan, así que hay que estar fuertes en el CID.

Y se hace difícil disputando las dos competiciones, los bajones de intensidad y concentración son inevitables. Ya escribo en la otra entrada que Cajasol y Estudiantes están sufriendo bastante este año en ambas competiciones.

No, no fui a ver al paciente, salí tarde y sin mucho ánimo de adentrarme en la zona industrial de San Cugat, que está en dirección contraria a mi casa. Lo más gracioso es que tampoco lo he saludado nunca en Las Palmas, y mira que voy a ver entrenamientos del equipo.