miércoles, agosto 04, 2010

La importancia de los pívots tiradores en el juego de ataque

Cuando estuve analizando que el Gran Canaria fue el equipo cuyos jugadores interiores menos lanzaban de tres, me pregunté qué incidencia tiene ese factor, la posibilidad de contar con pívots (entiéndase que también hablo de ala-pivots) de ese tipo, en el juego de ataque.

Así que he hecho algunos cálculos estadísticos para intentar relacionar este factor (medido como el porcentaje de posesiones que los pívots acaban desde más allá de los 6,25) con otros aspectos del juego de ataque, como la eficacia ofensiva (medida como el OER, en puntos por posesión), la capacidad de rebotear en ataque (tomada como el porcentaje de rebote ofensivo atrapado tras los fallos propios en el tiro) y el movimiento de balón (medido a través del número de asistencias por posesión).

Para relacionar los factores he utilizado el coeficiente de correlación, que Francisco Navarro explica en su blog -de lectura obligatoria para quien le interesen los números del baloncesto, como indica su título-, basados en los números que añado después de las conclusiones. Básicamente, para entenderlo sólo hace falta saber que los valores van desde -100% a 100% (los valores negativos quieren decir que cuando más baje un factor más sube el otro) y que cuanto más cerca de 0, menos relación hay entre los factores estudiados.
  • No se puede establecer una relación clara entre el porcentaje de posesiones que acaban en tiros de tres de los pívots (POS-%T3) y la eficacia ofensiva (OER). Es decir, que los equipos que tienen a interiores que tiran mucho de tres no son necesariamente los que mejor atacan. Está claro que falta tener en cuenta el acierto y no lo estoy haciendo.
  • Curiosamente, se ve una tímida relación de carácter negativo entre POS-%T3 y el porcentaje de rebotes atrapados en el aro contrario. El número es bajo (-28%), pero indica una relación mayor que con la eficacia ofensiva, por ejemplo. En realidad, no es tan sorprendente: los atacantes que llegan desde fuera tienen más posibilidades de superar en el salto a los que esperan por el rebote en posición estática. Pero el hecho de que el Gran Canaria sea, con tanta diferencia, el equipo donde los pívots tiran menos de tres y, al mismo tiempo, el segundo mejor reboteador me hizo pensar que quizá hubiera más relación.
  • Al parecer, lo que sí se logra teniendo a los pívots más tiempo en el exterior es mejorar la circulación de balón, porque la relación entre el porcentaje de posesiones acabados en triples y el número de asistencias por posesión es del 64%. No es nada concluyente, pero sirve para observar tendencias.

EquipoPOS - %T3OERRO/t. falladosOER con ROAsis/pos.
Alicante21,85%0,9225,53%1,020,11
Barcelona19,07%1,0229,55%1,150,14
Baskonia22,62%0,9928,50%1,120,12
Bilbao23,51%0,9330,60%1,060,15
Cajasol17,55%0,8633,87%10,1
Estudiantes23,77%0,9332,54%1,070,12
Fuenlabrada29,12%0,926,19%1,010,07
Gipuzkoa B.26,79%0,8829,07%10,08
Granada22,76%0,9226,08%1,030,12
Gran Canaria5,13%0,932,81%1,040,14
Joventut22,01%0,9431,51%1,080,11
Madrid17,94%129,87%1,130,18
Manresa14,87%0,8728,76%0,990,08
Murcia16,15%0,8630,57%0,980,09
Obradoiro22,72%0,8926,04%10,09
Unicaja9,97%0,9428,90%1,070,09
Valencia14,22%0,9628,77%1,070,16
Valladolid9,02%0,8827,20%0,990,14
MEDIA18,84%0,9229,26%1,050,12
Coef. Correlación 100%9%-28%4%64%


Como ya he comentado por aquí, los equipos compensan la carencia de este tipo de jugadores con otras características; el Gran Canaria lleva un par de años con este problema y se ha clasificado para los play-off con plantillas más baratas que otros equipos que se quedan fuera y que sí cuentan con cuatros de esta clase (no hay más que ver los datos de Bilbao y Joventut, por encima de la media en esa estadística).

Aun así, el hecho de que el año que viene haya apostado por Spencer Nelson y Judson Wallace como ala-pívots, ambos capaces de tirar de tres, me hace pensar que los entrenadores se sienten más cómodos cuando cuentan con este tipo de jugadores, y más teniendo en cuenta que el año que viene aumentará medio metro la distancia del triple.

A ver si aprovecho ahora para estudiar el impacto en el rendimiento defensivo, aunque creo que no lo haré de forma global, sino intentando refrendar -o refutar- uno de los axiomas de la afición amarilla de los últimos años: ¿de verdad hacen tanto daño los ala-pívots tiradores al Gran Canaria?


Apuntes metodológicos:
  • Sólo he incluido a los jugadores catalogados como pívots y ala-pívots al comenzar la temporada; Carlos Jiménez, por ejemplo, no se encuentra entre ellos a pesar de haber jugado mucho tiempo como cuatro.
  • He dejado fuera a todos los jugadores que disputaron menos de 100 minutos.
  • El porcentaje de posesiones acabados en tiros de tres lo he hecho calculado sumando las cifras globales de todos los pívots de cada equipo.
  • El OER con RO se calcula igual que el OER pero restando al número total de posesiones los rebotes ofensivos.
  • También he calculado el coeficiente de Spearman, un poco distinto (no tiene en cuenta las cifras globales de cada factor, sino el ordinal de ese factor respecto a la lista global; es decir, para el OER, la cifra que tiene en cuenta en el caso del Cajasol no sería el 0,86 sino el 18, por ser el último clasificado). No he incluido los resultados porque, como vemos en la tabla, las relaciones entre factores son débiles, no son evidentes, y estadísticamente no son significativas.

2 comentarios:

A.O. dijo...

Sí señor, en el cambio de diseño de los pivots está el mayor cambio del Granca que viene. Esperemos que los nuevos estén maduros y den resultado. Saludos, compañero!

ruymanfm dijo...

Sí, probablemente sea lo que más vaya a afectar al estilo de juego. A ver si con Green y esos ala-pívots el equipo corre más.

El año pasado también nos las prometíamos felices con McDonald, con la renovación de Fisher y Sanders y mira qué año hicieron. Asi que nunca se sabe, pero, como escribes en tu blog, los cambios siempre traen ilusión, especialmente con la confianza que se merecen los fichajes de Himar.