domingo, marzo 04, 2007

El Gran Canaria deja atrás al Granada (79-70)

El mejor primer tiempo de la temporada en el CID no sirvió para culminar un partido plácido y el Gran Canaria tuvo que luchar y utilizar la calculadora para derrotar al Granada (79-70), que tras perder por 20 llegó a colocarse a siete puntos.

En el primer tiempo se vio el mejor movimiento de balón de toda la temporada. La conexión entre pívots, con David jugando más abierto y Vroman haciendo gala de su movilidad, facilitó el ataque, y el Gran Canaria anotó con soltura, completando contraataques y seleccionando bien sus tiros. Prácticamente todos los jugadores estuvieron a buen nivel, también gracias a que la defensa del Granada no fue especialmente intensa.

En su cancha, el Gran Canaria hizo muy bien su trabajo, con Vroman frenando a Borchardt y los exteriores my bien sobre sus pares. El Granada empezó con tres bases-escolta de incio: Gianella, que ejerció de 'uno', Pecile y Udrih. Ninguno estuvo acertado en el primer tiempo, ni en el movimiento de balón ni en el tiro y por eso el resultado al descanso fue 43-24.

Tras la reanudación, los andaluces recuperaron mordiente en defensa y acierto en el tiro exterior, jugaron con más alegría y remontaron parte de la desventaja. Pero la doble técnica a Sanmartín dio cuatro puntos más de margen al Gran Canaria, que empezó a controlar mejor el ritmo de partido y supo mantener la diferencia a pesar de perder brillantez en el ataque.


Lo mejor
  1. El ataque del primero tiempo, el movimiento de balón y el juego entre David y Vroman.
  2. La valentía y acierto de Savané jugando al poste. Veremos si es la señal definitiva de su recuperación o sigue manteniendo la irregularidad.
  3. Recuperar el control del tiempo y haber sabido jugar lento, de modo conservador, los últimos siete minutos.
Lo peor
  1. El arbitraje. Realmente nefasto, compensando continuamente y tremendamente desacertado, pitando muy tarde en todas las acciones. No es que favoreciera al visitante, ni mucho menos; de hecho, diría que tuvo un claro color casero, especialmente por la doble técnica a Sanmartín tras una falta de ataque cuanto menos dudosa y que fue importantísima para el resultado.
  2. La falta de criterio en los bases. Es cierto que el equipo con Mario Bruno Fernández jugó mejor en el primer tiempo, pero tanto él como Norris dejaron de dirigir al equipo y se limitaron a subir el balón y soltarlo (caso de Fernández) o botar un rato para soltarlo (caso de Norris). En mi opinión, la falta de un base que sepa dirigir (mientras, Gonzalo sigue haciendo bueno partidos con Estudiantes) es la principal causa del vaivén anotador.
  3. La aportación de Baldo, Sergio Pérez y Roberto Guerra. El argentino estuvo nefasto y los aleros estuvieron bien cuando el encuentro iba viento en popa y no supieron cambiar la dinámica, con nula aportación ofensiva, en el segundo tiempo.
Una cosa importante: el 'average' se salvó claramente (eran tres puntos). El Granada pareció pensar en eso, tal como jugó los dos minutos finales; quizá sea una lección para posteriores partidos, ya que en Murcia no pareció que se tomara muy en serio, por mucho que dijera Hussein.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Mira, no sé quien eres ni que pretendes con tus comentarios. Es más, dudo mucho que sepas de baloncesto. Un simple aficionado más con ganas de hacer mala sangre... Granca a playoff !!!

* Y es que chico/a, no dejas a títere con cabeza. Un dia se la cortas a uno, al siguiente al otro, y así consecutivamente.

roscharch dijo...

Jajaja, sí, yo pago el abono todas las temporadas para desear que el Gran Canaria no llegue a play-off, qué bueno. Con no leerlo tienes, con la cantidad de weblogs que hay de gente que sí sabe de baloncesto.

Por otro lado, yo mismo he dicho que noto que critico demasiado y que al final mis comentarios sobre los partidos se están convirtiendo casi en decir "este lo hizo bien pero este no". Y eso no es lo que quiero...así que probablemente intente cambiar.