viernes, noviembre 14, 2008

El Gran Canaria supera a Unicaja con un nivel de juego excelente

Llega excesivamente tarde mi alabanza al nivel de juego que ha alcanzado actualmente el Gran Canaria y que demostró frente al Unicaja de Málaga (74-68) el pasado domingo en el Centro Insular. Cosas del trabajo, que tampoco me permitió quedarme a ver la segunda mitad del paseo del equipo amarillo ante el Benetton Friburgo que le da acceso a una interesante fase de grupos de la Eurocopa, antigua Copa ULEB.

El momento actual del equipo dirigido por Maldonado ha hecho que los medios de todo el país valoren su a -estas alturas, totalmente anecdótico- liderato. Un vídeo de festejo del liderato en acb.com, un artículo con el perfil de los jugadores en marca.com (de alguien que no parece haber visto mucho al equipo, por cierto) y crónicas de efe recogidas en varios medios. El Gran Canaria desarboló gracias a su defensa a una de las plantillas más potentes de España y probablemente de Europa, un equipo que ayer mismo derrotó al Cibona, que iba viento en popa en la Euroliga, precisamente a su "asfiante defensa", según la crónica de Efe recogida en acb.com.

Hablando en el programa de Armando Ojeda en Zona Granca (en UD Radio, los viernes de 15.00 a 16.00 horas), él decía que era uno de los mejor partidos del Gran Canaria de siempre. Yo no sería tan tajante porque su trascendencia es limitada -al fin y al cabo, es la novena jornada de la liga regular-, pero sí que me parece uno de los que mejor he visto al equipo amarillo, teniendo en cuenta al rival. Tras este encuentro y el del Barcelona, se ha visto que los de Maldonado tienen que jugar para ganar con todos los rivales que visiten el CID.

El mayor síntoma de grandeza para mí fue la resolución del partido. Hasta el tercer cuarto, el partido había sido muy disputado, pero sin mucha brillantez. A finales de ese periodo, el Unicaja cogió ventaja con un parcial 0-12 para pasar de 44-39 a 44-51, como resume sedenator, entre otras cosas gracias a una técnica a English absolutamente inmerecida. A partir de ahí, los locales remontaron hasta conseguir alejar por 13 puntos a los malagueños, 72-59, cuando ya quedaban poco más de dos minutos para el final. En ese esprint de parcial 28-8, English emergió como el referente ofensivo que es, con 10 puntos y una asistencia y, sobre todo, dos triples en movimiento, cuadrando el cuerpo en el aire, que terminaron de hundir a los de Aíto. Al final se marchó con 22 puntos y una ovación atronadora.

Escribiría bastante más sobre el partido (se ve que aún me dura la euforia), pero abundaría en lo que llevo diciendo toda la temporada...por lo menos, en todo lo bueno que llevo diciendo.

Lo mejor
  • La defensa del Gran Canaria. Ha alcanzado un nivel asombroso, en muchísimas jugadas se ven las terceras ayudas y a veces hasta más. Sin duda, los fichajes de esta temporada tienen la capacidad de sacrificio adecuada y han apuntalado un aspecto del juego amarillo que ya destacaba: Augustine es un puntal defensivo, especialmente dentro del arco de los 6,25; Fisher y Sanders son auténticos perros de presa y Kickert no desentona, a pesar de lo que yo sospechaba. Además, Freeland y English han mejorado mucho en este aspecto y los demás siguen en su nivel, que es de primer orden europeo en ese apartado.
  • Carl English. Sin él, es muy probable que no se hubiera ganado el partido. El canadiense es el jugador de más calidad del equipo -esto es evidente- y uno de los mejores tiradores de la liga. Es cierto que tiene sus puntos débiles...pero es que si no, no estaría jugando aquí. Y con aquí no me refiero a la Isla, sino al Continente.
  • La aportación colectiva y la importancia del banquillo. En un partido donde todos colaboraron (y salvo Moncasi, que jugó menos de un minuto, todos anotaron), Fisher metió un triple importante y cuminó con un mate el despegue insular; Freeland demostró que 1x1 ni siquiera los pívots más cotizados de Europa lo pueden parar y Mario estuvo soberbio en la elección de los ataques (7 asistencias).
Lo peor
  • Es difícil poner un pero a un partido tan bueno. Si se analiza individualmente, se podría pedir más responsabilidad ofensiva en algunos jugadores y no tanta en otros (esto va por Sanders, que tira demasiado y se juega lanzamientos sin estar en buena posición), pero lo cierto es que todos pusieron ganas, lucha y concentración.
  • El arbitraje. Me pareció no sólo malo, sino tendencioso. Que castiguen más al Gran Canaria me parece habitual, aunque me enfade. Pero que le piten dos técnicas por protestar es querer cebarse con el equipo al que están perjudicando claramente. Curiosamente, en el último cuarto el arbitraje fue mucho más laxo y se dedicaron a compensar.
  • El juego ofensivo del Unicaja. Está claro que la defensa del Gran Canaria exige mucho, como se demostró ante un Barcelona que poco después aplastó a Panathinaikos. Pero pensé que tendrían más soluciones que buscar a Haislip. Los bases estuvieron fatal, en gran parte por la estupenda defensa de Mario Fernández y de Norris.
De nuevo copio el vídeo de acb.com. La victoria lo merece.





1 comentario:

On Off dijo...

Mario ha vuelto!!!!!

Somos Altos

El Maple se sale

Chacho chacho chacho Freeland

Resistimos los embates arbitrales